23 de Septiembre de 2018

Ciencia y Salud

Fármacos para el vigor, un riesgo para el corazón

Aseguran que los tratamientos nunca han demostrado ser seguros o efectivos para tratar las señales comunes del envejecimiento como el bajo lívido o la fatiga.

En Estados Unidos 2.3 millones de pacientes recibieron una receta por testosterona en 2013. (sobretodosalud.com)
En Estados Unidos 2.3 millones de pacientes recibieron una receta por testosterona en 2013. (sobretodosalud.com)
Compartir en Facebook Fármacos para el vigor, un riesgo para el corazón Compartir en Twiiter Fármacos para el vigor, un riesgo para el corazón

Agencias
WASHINGTON, DC.- La Administración de Alimentos y Medicinas (FDA) está alertando del uso excesivo de medicamentos que aumentan la testosterona y que toman millones de hombres en Estados Unidos, señalando que los tratamientos nunca han demostrado ser seguros o efectivos para tratar las señales comunes del envejecimiento como el bajo líbido o la fatiga.

De acuerdo con The Associated Press, la agencia indicó que los fabricantes de medicamentos deben aclarar que los fármacos sólo están aprobados para tratar bajos niveles de testosterona causados por enfermedad o lesión, no para el envejecimiento en general. Indicó que los medicamentos pueden incrementar el riesgo de ataque cardiaco.

La FDA pidió a los fabricantes poner más información en sus etiquetados alertando sobre los riesgos potenciales y realizar un estudio de largo plazo para abordar el tema.

El revés federal llega después de que la industria lleva años promoviendo nuevas píldoras, parches, geles e inyecciones que prometen dar alivio a la baja testosterona. Publicidad de AbbVie y Eli Lilly vinculan la condición con varias dolencias en hombres de edad avanzada, incluyendo disfunción sexual y desánimo.

La promoción de productos como Androgel de AbbVie y Axiron de Lilly ha impulsado las ventas de testosterona a más de dos mil millones de dólares. En Estados Unidos 2.3 millones de pacientes recibieron una receta por testosterona en 2013, un aumento de 77 por ciento comparado con 2010, según cifras de la FDA.

Las inyecciones de testosterona fueron aprobadas por primera vez en la década de 1950 para hombres diagnosticados con hipogonadismo, una forma anormal de baja testosterona causada por desórdenes en los testículos, cerebro y otros órganos.

Pero la información que aparece actualmente en las etiquetas de los medicamentos es vaga y las empresas han podido promocionar sus productos entre millones de hombres en realidad sanos que simplemente tienen niveles de testosterona más bajos de lo normal.

"Los beneficios y seguridad de este uso no han sido establecidos", escribió la FDA el martes en un comunicado.

Las empresas venden los productos en varias presentaciones. Androgel, el más vendido, es un gel que se aplica en los hombros y brazos. Endo Pharmaceuticals vende una testosterona inyectable de acción prolongada llamada a Aveed.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios