Alopecia o pérdida de cabello en los niños en tiempos de coronavirus

En muchos casos, la alopecia en niños es el resultado de procesos infecciosos en el cuero cabelludo o por factores genéticos, aseveran los especialistas en salud.

|
El profesional, una vez determine el origen de la alopecia, será quien decida cuáles son las opciones terapéuticas. [Foto: Pexels]
El profesional, una vez determine el origen de la alopecia, será quien decida cuáles son las opciones terapéuticas. [Foto: Pexels]

ESTADOS UNIDOS.- Este encierro por cuarentena debido a la pandemia de coronavirus ha permitido que los padres puedan estar más pendientes de sus hijos, desde sus comportamientos, hasta sus logros personales, como el ir al baño por sí solos, empezar a comer con cubiertos, ser capaces de leer con mayor fluidez o hasta el que finalmente aceptaran comer las verduras que les resultaban tan odiadas. 

Pero también han podido observar si sus cuerpos presentan algún tipo de enfermedad o reacción ajena a la cepa Covid-19, tal como es el caso de la alopecia infantil. 

Especialistas en salud indican que la alopecia infantil es la pérdida excesiva de cabello que pueden experimentar los niños menores de 12 años. En un principio, el problema tiende a pasar desapercibido, ya que muchos padres ven la caída del pelo como un síntoma normal del periodo de crecimiento.

“No obstante, en algunos casos tiende a ser notorio, sobre todo porque el volumen de la melena disminuye de manera drástica o, incluso, es posible ver zonas calvas”, refiere el portal médico especializado Mejor con Salud. 

Te puede interesar: Por el confinamiento, incrementa el abuso infantil en Internet

De acuerdo con un estudio clínico publicado en American Hair Loss Association, la alopecia infantil corresponde al 3% de todas las visitas al pediatra en países como Estados Unidos. Para muchos es un tema preocupante, no solo por su posible relación con problemas de salud, sino por el impacto emocional para el menor.

Por fortuna, en la mayoría de los casos es un problema pasajero y suele resolverse con la debida intervención del profesional. Sin embargo, para determinar cuál es el mejor tratamiento, primeramente es conveniente hacer un diagnóstico. Es decir, hay que establecer cuál es la causa de la alopecia y en qué forma se está presentando.

En muchos casos, la alopecia en niños es el resultado de procesos infecciosos en el cuero cabelludo o por factores genéticos. Sin embargo, existen otros posibles detonantes que podrían explicarlo. Estos incluyen los siguientes:

  • Enfermedades: hipotiroidismo, lupus eritematoso, cáncer infantil, entre otros.
  • Alteraciones metabólicas.
  • Déficit nutricional (déficit de zinc o hierro, por ejemplo).
  • Por tracción.
  • Emocional (el divorcio de los padres, bullying, etcétera).

María del Carmen Hernández, dermatóloga y especialista en estética indica que “en cualquier caso, lo ideal es acudir al médico pediatra o dermatólogo para obtener un diagnóstico adecuado. El profesional, una vez determine el origen de la alopecia, será quien decida cuáles son las opciones terapéuticas”. 

Por ello invitamos a los padres de familia a mantener en constante vigilancia a sus pequeños, recordando que la prevención es clave cuando se trata de padecimientos de la salud. En todo caso, la opinión de un médico certificado siempre traerá mayor claridad a las dudas, tranquilidad a los progenitores y salud a los menores de edad. 



noticias relacionadas