25 de Septiembre de 2018

Ciencia y Salud

¿Por qué no debes mezclar el alcohol con antibióticos?

El consumo simultáneo puede ser peligroso para el hígado.

Aunque el consumo de alcohol no reducirá la efectividad de los antibióticos, puede empeorar muchos los efectos secundarios. (Milenio)
Aunque el consumo de alcohol no reducirá la efectividad de los antibióticos, puede empeorar muchos los efectos secundarios. (Milenio)
Compartir en Facebook ¿Por qué no debes mezclar el alcohol con antibióticos?Compartir en Twiiter ¿Por qué no debes mezclar el alcohol con antibióticos?

Agencia
Ciudad de México.- ¿Tienes algún virus o una infección en la garganta que te hace sentirte de lo peor?, seguramente tu doctor te recetó antibióticos y acabas de recordar que tienes algún evento importante a la vuelta de la esquina y no puedes tomar alcohol, informó Milenio.

Te dices: “no pasa nada con un solo trago”, pero antes de que empieces a emocionarte con el tequila recuerda por qué comenzaste a tomar las medicinas. Te sentías de lo peor y con estos medicamentos estás mucho mejor. Básicamente, los antibióticos matan las bacterias que pueden causar dolor de garganta, dolor de oído y aumento de temperatura.

También te puede interesar: Ya está cerca! En este periodo 'rompen' más parejas

Aunque el consumo de alcohol no reducirá la efectividad de los antibióticos, puede empeorar muchos los efectos secundarios, como la incomodidad estomacal leve, la diarrea, las náuseas y la somnolencia, que están asociados con los antibióticos, dice Louise M. Dembry, profesor de medicina, enfermedades infecciosas y epidemiología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale y en la Escuela de Salud Pública, a la revista Women’s Health. Mientras tanto, el alcohol también puede desacelerar la capacidad de tu cuerpo para "rebotar" y restaurar sus niveles de energía una vez que la infección no exista.

El consumo simultáneo de antibióticos y alcohol puede ser peligroso para el hígado, que normalmente desintoxica los productos de desecho para que tu cuerpo pueda librarse de ellos de manera segura. "Algunos antibióticos pueden 'estresar' el hígado", dice Dembry. Lo que significa toxicidad para las células hepáticas, que pueden provocar la muerte de las células del hígado o incluso afectar su función general, por lo que no funciona de la forma que debe.

Por más que te preguntes ¿es posible que tenga una cepa mágica de antibióticos en la que todo esto no aplique realmente?, aunque algunos antibióticos pueden ser menos problemáticos al combinarlos con alcohol que otros, aún así debes abstenerte de una copa de alcohol.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios