22 de Octubre de 2019

Ciencia y Salud

Té de manzanilla y nueces mejoran calidad del sueño

La dieta mediterránea es una aliada para dormir bien.

El consumo de zanahorias y el té de manzanilla ayudan a aliviar la ansiedad y el estrés. (Foto de Contexto: Reforma)
El consumo de zanahorias y el té de manzanilla ayudan a aliviar la ansiedad y el estrés. (Foto de Contexto: Reforma)
Compartir en Facebook Té de manzanilla y nueces mejoran calidad del sueñoCompartir en Twiiter Té de manzanilla y nueces mejoran calidad del sueño

Notimex

México.- Nueces, arroz blanco, zanahorias, huevos, leche caliente y té de manzanilla son algunos de los alimentos que, de acuerdo con especialistas del Hospital Houston Methodist, se relacionan con una mejor calidad del sueño.

El no dormir adecuadamente puede tener efectos negativos en la memoria y concentración, e incluso puede registrarse aumento de peso y cambios constantes de estados de ánimo.

También te puede interesar: ¡Detente! Beber Coca-cola de dieta puede matarte

A propósito del Día Mundial del Sueño, que se celebra el 15 de marzo, los expertos comentaron que determinadas bebidas, como el café, el alcohol y demasiada azúcar pueden afectar ese proceso.

Kristen Kizer, de dicho hospital, aseguró que la dieta mediterránea ayuda a conciliar una adecuada etapa de reposo, y esa alimentación abarca las nueces que, destacó, contienen melatonina, la hormona que hace sentir sueño.

También incluye nueces de la India en una porción de un cuarto de taza, ya que aporta casi el 20 por ciento del magnesio requerido en la dieta diaria.

“Se considera que muchas personas presentan deficiencia de este mineral y que eso podría causar problemas a la hora de acostarse, ya que esta insuficiencia está relacionada con trastornos del sueño”, destacó.

El consumo de zanahorias y el té de manzanilla mejora la calidad del sueño al disminuir el estrés.

La leche caliente aumenta la temperatura del cuerpo, además proporciona calcio y vitamina D, mientras que el arroz blanco, en una porción de dos tazas y media  cuatro horas antes de acostarse, podría ayudarlo a dormir más rápido.

En un comunicado, Kristen Kizer mencionó otros alimentos benéficos para ese proceso como los huevos, que contienen vitamina D de forma natural, lo que, según una investigación reciente, podría tener un impacto positivo.

Apuntó que existen evidencias de que los hombres que tenían deficiencia de esa vitamina dormían menos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name