¿Amas comer carne? Los infartos y las embolas de acechan

Este alimento puede incrementar tus niveles de colesterol y saturar tus arterias.
|
(Pixabay)
(Pixabay)

Notimex
CIUDAD DE MÉXICO.- El consumo excesivo de carne y grasa de origen animal eleva los niveles de colesterol malo en la sangre, condición que puede detonar infartos o embolias cerebrales, alertó la Secretaría de Salud.

En su suplemento Salud y Bienestar, explicó que si hay demasiado colesterol en la sangre, éste se va adhiriendo a la pared de las arterias hasta conformar las denominadas “placas de ateroma” que representan un grave riesgo de padecer problemas cardiovasculares.

“La acumulación de este tipo de grasa provoca que la placa crezca y se vaya erosionando; cuando pasa esto, se rompe y forma un coágulo que obstruye y favorece el desarrollo de un evento cardiovascular grave”, detalló.

También te puede interesar: ¿Compras hamburguesas congeladas? Estas marcas no tienen carne ‘real’

La dependencia indicó que los niveles óptimos de colesterol deben ser de menos de 200 miligramos por decilitro y que para no poner en riesgo la salud, el colesterol malo debe mantenerse por debajo de los 100 miligramos por decilitro.

Es recomendable que la población acuda al médico al menos una vez al año para un chequeo general y que se practique estudios clínicos mediante los cuales conozca sus niveles de colesterol, agregó.

Para las personas que padecen diabetes recomendó cuidado especial, pues los índices elevados de colesterol en la sangre (hipercolesterolemia) pueden hacer que desarrollen síndrome metabólico, condición que también incrementa la probabilidad de presentar una afección cardiovascular.

Acudir al nutriólogo para contar con un plan de nutrición balanceado, consumir moderadamente las grasas de origen animal, no fumar y realizar actividad física son algunas de las acciones que ayudarán a prevenir un evento cardiovascular por colesterol elevado, a decir de la Secretaría de Salud.

El colesterol es uno de los lípidos o grasas más importantes del cuerpo humano que sirve fundamentalmente para la formación de las membranas de las células de los diferentes órganos y es precursor de los ácidos biliares, sustancias que son parte de la bilis y que facilitan la digestión de los alimentos grasos.

Éste se produce de manera natural cuando el hígado sintetiza las moléculas y posteriormente a través de la sangre se distribuye hacia los diversos aparatos y sistemas del cuerpo humano.