19 de Junio de 2019

Ciencia y Salud

Estudio revela qué perros son los más peligrosos

Además de la raza, también tienen que ver el tamaño de la cabeza del can.

Los hallazgos del estudio se publicaron en una edición reciente de la revista International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology. (Pxhere)
Los hallazgos del estudio se publicaron en una edición reciente de la revista International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology. (Pxhere)
Compartir en Facebook Estudio revela qué perros son los más peligrososCompartir en Twiiter Estudio revela qué perros son los más peligrosos

Agencia
COLUMBUS, Ohio.- Ningún padre quiere que su hijo sufra una mordedura de perro, y una nueva investigación ofrece cierta orientación sobre cuáles perros son los más riesgosos cuando están cerca de los niños pequeños.

El tamaño y la forma de la cabeza del perro afecta el riesgo de mordedura y lesión que plantea, encontraron los investigadores.

En el estudio, examinaron 15 años de visitas por mordeduras de perros en la cara a dos departamentos de emergencias, y más de 45 años de datos de distintos estudios sobre las mordeduras de perro.

"Como con frecuencia no sabíamos qué tipo de perro estaba implicado en esos incidentes, observamos cosas como el peso y la forma de la cabeza", explicó el autor del estudio, el Dr. Garth Essig, otorrinolaringólogo en el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio, en Columbus.

"Queríamos ofrecer a las familias datos para ayudarlas a determinar el riesgo para sus hijos, e informarles sobre a qué tipos de perros les va bien en familias con niños", explicó Essig en un comunicado de prensa del centro médico.

Se sabe que ciertas razas de perro son más propensas a morder y a provocar lesiones más graves, pero en un 60 por ciento de los casos de mordeduras de perros que los investigadores analizaron la raza del perro se desconocía.

Las lesiones por mordeduras de pit bulls fueron las más frecuentes y graves, seguidas por perros de razas mezcladas y pastores alemanes, mostraron los hallazgos.

Los investigadores también identificaron los rasgos físicos de los perros que plantean un riesgo más alto de mordeduras y lesiones.

Por ejemplo, los perros que pesan más de 30 kilos y los que tienen una cabeza más cuadrada (como un chow chow o un carlino) eran más propensos a morder y provocar una lesión grave.

Meghan Herron, profesora asociada de servicios clínicos en el Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Ohio, explicó que "con frecuencia las personas piensan que echarse hacia delante y sacar la mano para que un perro huela es lo correcto, pero en realidad el perro puede percibirlo como algo amenazante".

Herron sugirió que "en vez de eso, pregunte al dueño del perro si puede acariciarlo, póngase de lado, agáchese de rodillas, dé una palmadita en su propia pierna y deje que el perro venga a usted".

Los hallazgos del estudio se publicaron en una edición reciente de la revista International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name