24 de Septiembre de 2018

Ciencia y Salud

Conoce los peligros de las cirugías estéticas

Los expertos identifican que acudir al cirujano plástico puede volverse adictivo.

El TDC es un trastorno poco diagnosticado porque el paciente no suele aceptar sus problemas. (Contexto)
El TDC es un trastorno poco diagnosticado porque el paciente no suele aceptar sus problemas. (Contexto)
Compartir en Facebook Conoce los peligros de las cirugías estéticasCompartir en Twiiter Conoce los peligros de las cirugías estéticas

Agencia
MÉXICO.- ¿Decidida a hacerte un "arreglito estético"? Con todo derecho puedes acudir al cirujano plástico para qué deje a tu gusto aquello que no te agrada, pero primero escucha a lo que los especialistas en salud emocional recomiendan, ya que primero deberás responder sinceramente si es necesario ese procedimiento, informó el portal Milenio.

En el área de salud mental, los expertos identifican que acudir al cirujano plástico puede volverse adictivo, en parte impulsado por el Trastorno Dismórfico Corporal (TDC) en el que la persona presenta una preocupación exagerada por un defecto físico (real o imaginario), que le causa un malestar que puede dañar su interrelación en las áreas laboral, académica, social y de pareja.

También te puede interesar: Patologías cardíacas y cáncer, relacionadas con mala higiene bucal

Los tratamientos estéticos más solicitados que podrían considerarse como adictivos incluyen materiales de relleno o implantes, toxina botulínica, carboxiterapia y mesoterapia. Mientras que en tratamientos quirúrgicos, los más recurrentes son liposucción, mamoplastia, relleno de glúteos y rinoplastia o modelamiento nasal, haciendo de esta última la que más insatisfacciones suele dejar en los pacientes ante el resultado final.

El TDC es un trastorno poco diagnosticado porque el paciente no suele aceptar sus problemas por temor a parecer frívolo. En el año 2005, la marca Dove lanzó una campaña para estimular a las mujeres a apreciar su apariencia física aunque no correspondiera a cánones impuestos, pues en una encuesta encontró que sólo el dos por ciento de las mujeres se consideraban hermosas, el resto percibía como inalcanzable la definición de belleza, situación que ataca directamente a la autoestima.

Así que mírate en un espejo, repítete y convéncete: “Soy hermosa tal cual soy”, si después de eso aún crees necesario acudir por un extra de belleza, adelante.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios