14 de Diciembre de 2017

Ciencia y Salud

Como a 'Pinocho', la nariz nos delata (video)

Al mentir cambia la temperatura de la punta de la nariz y se pone roja, pero no crece como se relata en el cuento infantil.

Cuando mentimos sobre nuestros sentimientos estos cambios térmicos se producen en la nariz. (Universidad de Granada)
Cuando mentimos sobre nuestros sentimientos estos cambios térmicos se producen en la nariz. (Universidad de Granada)
Compartir en Facebook Como a 'Pinocho', la nariz nos delata (video)Compartir en Twiiter Como a 'Pinocho', la nariz nos delata (video)

Agencias
MADRID, España.- La nariz de Pinocho, cuando alguien miente, existe: fue confirmada a nivel científico, según un estudio de la Universidad de Granada publicado hoy.

La nariz no crece como en el cuento pero sí se pone roja. Mentir cambia la temperatura de la punta de la nariz, así como la de la zona del músculo orbital, en la esquina interna del ojo.

Así lo revela una investigación sobre termografía, técnica basada en la detección de las temperaturas de los cuerpos, llevada a cabo por Emilio Gómez Milán y Elvira Salazar López.

De acuerdo con el sitio web ansa.it, estos científicos han aplicado por primera vez la técnica al ámbito de la psicología concluyendo que los cambios locales de la temperatura no solo se relaciona con el estado físico, sino con el estado mental y emocional de la persona.

Ante situaciones en las que un sujeto realiza un esfuerzo mental como enfrentarse a tareas difíciles, ser evaluado o mentir sobre hechos, se producen cambios térmicos faciales.

Cuando mentimos sobre nuestros sentimientos estos cambios térmicos se producen en la nariz y se activa en el cerebro una estructura llamada "ínsula" que forma parte del sistema de recompensa cerebral si hay sentimientos reales, pero no se activa cuando no los hay.

El deseo y la excitación sexual tanto masculina como femenina produce un aumento de la temperatura local en las zonas pectoral y genital. El estudio ha detectado que, a nivel fisiológico, hombres y mujeres se excitan por igual.

Los científicos también han obtenido huellas térmicas (patrones corporales de cambio de temperatura específicos) del ejercicio aeróbico y de distintos tipos de baile.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios