14 de Diciembre de 2017

Ciencia y Salud

¡Adiós ácaros! Con esta técnica tendrás limpia tu cama

Aleja las enfermedades producidas por hongos con unas sábanas limpias y suaves.

Lavar regularmente las sábanas evitará la proliferación de ácaros y otros microorganismos. (Foto: LadyBelty)
Lavar regularmente las sábanas evitará la proliferación de ácaros y otros microorganismos. (Foto: LadyBelty)
Compartir en Facebook ¡Adiós ácaros! Con esta técnica tendrás limpia tu camaCompartir en Twiiter ¡Adiós ácaros! Con esta técnica tendrás limpia tu cama

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque de afuera parezcan estar limpias, las sábanas y la almohada son un enorme nicho de microorganismos y suciedad. De acuerdo a un reciente estudio, en más de un año se pueden acumular hasta 17 tipos de hongos, algunos potenciales causantes de enfermedades en pulmones y cerebro en inmunodeficientes.

Philip Tierno, microbiólogo de la Universidad de Nueva York, investigó el tema y descubrió que una persona puede producir de media unos 99 litros de sudor durante el tiempo que pasa en la cama en todo un año. Y esa humedad contribuye a crear el ambiente ideal para la aparición de hongos, según publico la revista Quo.

También te puede interesar: 'Unico', el cepillo que te limpia los dientes en segundos

Uno de los hongos más peligrosos que encontró en almohadas es el Aspergillus fumigatos, que se calcula que ha causado una de cada 25 muertes en hospitales. Desde que las almohadas hospitalarias se cubren con plástico, el número disminuyó, aunque el peligro sigue existiendo cuando los pacientes regresan a su casas.

También se han detectado otros tipos de hongos similares a los que se encuentran en las duchas y en los lugares muy húmedos, que provocan reacciones similares a las de un alérgico, ante altas exposiciones.

Además hay que sumar las células de la piel, la saliva, los ácaros del polvo, los restos de polen y otras sustancias que a través del aire llegan a nuestras camas y que no podemos ver.

La solución a este combo, según Tierno, es lavar las sábanas al menos dos veces por semana a una temperatura de entre 50 y 65 grados. Además puedes tomar en cuenta las siguientes recomendaciones: 

No te olvides de revisar las etiquetas con las indicaciones de lavado para evitar estropear el tipo de tejido, hilado, material y color.En el caso de que las sábanas no deban lavarse con agua muy caliente, puedes ponerlas en la secadora 15 minutos, después lavar y secar normalmente. Otra opción es congelar la prenda.

Es importante lavar por separado las sábanas del resto de la ropa, así evitarás que se le peguen pelusas, tendrán más espacio para moverse y se arrugarán menos.

Antes de lavarlas revisa que no tengan ninguna mancha. Es importante utilizar un quitamanchas específico para tratar la suciedad incrustada, o bien, remojarlas por unos 20 minutos y luego lavar en un ciclo normal.

Ten cuidado con la cantidad de detergente. No añadas más de la cuenta, además de que podrían necesitar más tiempo de enjuague, puede que queden restos que harán que las sábanas no sean tan suaves.

Tiende las sábanas al aire libre. Los rayos ultravioletas del sol ayudarán a blanquear las sábanas y actuarán como un desinfectante natural para acabar con los ácaros y otros patógenos.

Una buena forma de impedir la proliferación de los ácaros y el mal olor es ventilar bien la habitación luego de levantarnos.

Planchar las sábanas, aunque resulte ser una tarea que nos gustaría evitar, te ayudará a lograr unas sábanas suaves y a cambiar la forma en que luce la cama tendida.

Además de cambiar regularmente las sábanas, debes aspirar la superficie del colchón. Así eliminarás el polvo acumulado y evitarás la proliferación de ácaros.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios