12 de Diciembre de 2018

Ciencia y Salud

Estos ejercicios evitarán que envejezcas prematuramente

Todo es gracias a la enzima telomerasa, que es capaz de contrarrestar el proceso de acortamiento.

Los autores analizaron los efectos de tres tipos de ejercicio. (Foto: Contexto/Internet)
Los autores analizaron los efectos de tres tipos de ejercicio. (Foto: Contexto/Internet)
Compartir en Facebook Estos ejercicios evitarán que envejezcas prematuramenteCompartir en Twiiter Estos ejercicios evitarán que envejezcas prematuramente

Agencia
MÉXICO.- Investigadores en Alemania han descubierto pruebas de que el ejercicio de resistencia, como correr, nadar, el esquí de fondo y montar en bicicleta, ayuda a envejecer mejor que el ejercicio de fuerza, que implica el entrenamiento con pesas, según se detalla en un artículo sobre el trabajo publicado este miércoles en 'European Heart Journal'.

Los autores analizaron los efectos de tres tipos de ejercicio: entrenamiento de resistencia, entrenamiento por intervalos de alta intensidad y entrenamiento de fuerza sobre la forma en que las células envejecen en el cuerpo humano, y encontraron que la fuerza y el entrenamiento de alta intensidad ralentizaban o incluso revertían el envejecimiento celular, pero que el entrenamiento de resistencia o aguante no, indica el portal de noticias Excélsior en su sitio web.

También te puede interesar: ¿Quieres bajar de peso? Checa estos cinco tips

Nuestro ADN está organizado en cromosomas en todas las células de nuestro cuerpo. Al final de cada cromosoma hay una secuencia de ADN repetitiva, llamada telómero, que tapa el cromosoma y evita que sus extremos se deterioren. A medida que envejecemos, los telómeros se acortan y este es un importante mecanismo molecular para el envejecimiento celular, que eventualmente lleva a la muerte celular cuando el telómero ya no es capaz de proteger el ADN cromosómico. El proceso de acortamiento de los telómeros está regulado por varias proteínas. Entre ellas, se encuentra la enzima telomerasa, que es capaz de contrarrestar el proceso de acortamiento e incluso puede agregar longitud a los telómeros.

Los investigadores, dirigidos por el profesor Ulrich Laufs, de la Universidad de Leipzig, Alemania, inscribieron a 266 voluntarios jóvenes, sanos pero previamente inactivos, y los asignaron al azar a seis meses de entrenamiento de resistencia (carrera continua), entrenamiento de intervalos de alta intensidad (calentamiento, seguido de cuatro ejercicios de carrera de alta intensidad alternada con marcha más lenta, y luego un enfriamiento final de carrera más lenta), entrenamiento de fuerza (entrenamiento en circuito en ocho máquinas, entre ellas, una de extensión de la espalda, abdominales, máquina de 'pulldown', remo sentado, flexión y extensión de las piernas sentado, empuje de pecho sentado y empuje de pierna acostado), o a un estilo de vida sin cambios (el grupo de control).

Los participantes que fueron asignados al azar a las tres formas de ejercicio realizaron tres sesiones de 45 minutos por semana, y un total de 124 completaron el estudio. Los investigadores analizaron la longitud de los telómeros y la actividad de la telomerasa en los glóbulos blancos de la sangre extraída de los voluntarios al inicio del estudio, y de dos a siete días después del último episodio de ejercicios de seis meses.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios