19 de Junio de 2018

Ciencia y Salud

¿Te duele seguido la planta del pie? Podrías padecer esto

La enfermedad va acompañada de otros síntomas que pueden ayudar a su diagnóstico.

La fascitis plantar puede ser tratada con masajes. (Internet)
La fascitis plantar puede ser tratada con masajes. (Internet)
Compartir en Facebook ¿Te duele seguido la planta del pie? Podrías padecer estoCompartir en Twiiter ¿Te duele seguido la planta del pie? Podrías padecer esto

Agencia
Ciudad de México.- A veces al caminar se siente un dolor insoportable, el cual no parece disminuir con ningún tipo de plantilla, ni con el sacrificio de renunciar a los tacones. Y es que la causa de este problema podría estar, no en el calzado, sino en una enfermedad: fascitis plantar.

Esta se trata de una inflamación o hinchazón que se produce en el tejido que conecta el calcáneo a los dedos y crea el arco del piel; es decir, "la parte media de la planta del piel”, describe, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, según el portal de Salud180.

También te puede interesar: ¿Cómo curar el dolor de espalda sin medicinas?

Es la condición, que con más frecuencia, causa dolor en el talón y planta del pie; por lo que muchas veces es fácil creer que el problema viene de un mal zapato o “mala” pisada.

Sin embargo, las verdaderas causas de la fascitis son las siguientes:

  • Problemas con el arco del piel (pie plano o arco plantar alto).
  • Correr largas distancias, cuesta abajo o sobre superficies desiguales.
  • Obesidad o aumento de peso repentino.
  • Tendón de Aquiles tenso.
  • Ejercicio excesivo.
  • Artritis o diabetes.

Este padecimiento, aparte del dolor, va acompañado de otros síntomas que pueden ayudar a su diagnóstico: ardor, punzadas y presión al doblar o estirar el pie.

En sus primeras etapas, la fascitis plantar puede ser tratada con masajes o bien con inyecciones de corticoesteroides. Sin embargo, si se ignora por mucho tiempo, podría ser necesaria la cirugía.

¿Por qué dan calambres?

Caminar en tacones por más de dos horas disminuye la capacidad del músculo de producir fuerza (fatiga muscular), contrayéndose involuntariamente (calambre), como mecanismo de defensa, explica el fisioterapeuta José Peralta.

Además, las sales minerales (sodio, potasio, calcio), y el agua posibilitan gran parte de las reacciones químicas que regulan la contracción muscular. Cuando el organismo detecta un desbalance en dichas sustancias (deshidratación) genera calambres.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios