16 de Diciembre de 2017

Ciencia y Salud

Espondilitis, no es exclusiva de ancianos

Alertan que la afección, que provoca inflamación entre las vértebras causando inmovilidad, es difícil de diagnosticar entre jóvenes y mujeres.

La terapia para la afección consiste en ejercicios físicos. (Foto:Internet)
La terapia para la afección consiste en ejercicios físicos. (Foto:Internet)
Compartir en Facebook Espondilitis, no es exclusiva de ancianosCompartir en Twiiter Espondilitis, no es exclusiva de ancianos

Natalia Vitela/Agencia Reforma
MÉXICO, D.F.- La falta de diagnóstico es una de las principales complicaciones a las que se enfrentan quienes sufren espondilitis anquilosante, uno de los cinco tipos de psoriasis artrítica, especialmente los jóvenes y las mujeres, indica Laurie M. Savage, directora de la Spondylitis Association of America.

Esto se debe a que se asume que es una enfermedad de ancianos y de varones, sin embargo, también afecta a los jóvenes y a las mujeres.

La espondilitis anquilosante es un tipo de artritis de la columna vertebral que provoca hinchazón entre las vértebras y las articulaciones entre la columna y la pelvis.

"Con frecuencia al paciente, quien tiene dolor de espalda, los médicos le dicen que quizá se lastimó, que descanse, pero éste no mejora. De hecho empeora con el descanso. Uno de los tratamientos es la terapia física y ejercicios para fortalecer", afirma.

Explica que el problema es que pueden pasar hasta siete años para que se puedan observar signos de la enfermedad en una radiografía.

Menciona que es una enfermedad devastadora, pero puede mejorar con medicamentos. Es un padecimientos autoinmune y es más común y más grave entre los hombres.

"Las mujeres no están siendo diagnosticadas correctamente. No se piensa en un proceso inflamatorio. Se cree que son dolores normales de la espalda por razones mecánicas o por la fibromialgia. Vuelven a sus casas sintiéndose vencidas", advierte.

Savage señala que no hay medidas preventivas. Lo ideal es reconocer los síntomas lo más tempranamente posible para que después el paciente siga un tratamiento apropiado. Son signos prematuros de la enfermedad dolor y rigidez en la espalda.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios