12 de Diciembre de 2017

Ciencia y Salud

Estudios revelan que la marihuana afecta el sistema cardiovascular

Una investigación de la Universidad de California dio a conocer que la exposición directa o indirecta al humo eleva los riesgos de desarrollar ateroesclerosis.

La marihuana y el tabaco son sustancias químicamente similares, independientemente de sus ingredientes activos, dado que comprometen los vasos sanguíneos, en especial, de la arteria femoral (de la pierna). (growlandia.com)
La marihuana y el tabaco son sustancias químicamente similares, independientemente de sus ingredientes activos, dado que comprometen los vasos sanguíneos, en especial, de la arteria femoral (de la pierna). (growlandia.com)
Compartir en Facebook Estudios revelan que la marihuana afecta el sistema cardiovascularCompartir en Twiiter Estudios revelan que la marihuana afecta el sistema cardiovascular

Blanca Valadez/Milenio
CHICAGO, Illinois.- Matthew Springer, profesor de medicina en la Universidad de California, reportó que estudios de laboratorio con ratones sometidos al humo de marihuana, tanto de forma cercana como de manera indirecta, demostraron que tuvieron una afectación inmediata al sistema cardiovascular.

“Se tiene el concepto erróneo de que por ser natural la marihuana hace menos daño, cuando solo la exposición es suficiente para provocar, sobre todo en niños, afectaciones directas cardiacas”, afirmó el experto en el arranque de la Sesión Científica de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por su sigla en inglés).

El científico señaló que durante su investigación “la función de los vasos sanguíneos en ratas de laboratorio se redujo 70 por ciento a los 30 minutos de exposición, incluso cuando la planta no contiene tetrahidrocannabinol (sustancia activa de la marihuana que produce el efecto psicotrópico)”.

De hecho, precisó Springer, el humo del cigarro y de la marihuana eleva los riesgos de desarrollar ateroesclerosis.

La marihuana y el tabaco, aclaró, son sustancias químicamente similares, independientemente de sus ingredientes activos, dado que comprometen los vasos sanguíneos, en especial, de la arteria femoral (de la pierna).

En la investigación de Springer, la dilatación en la femoral se observó casi a los 40 minutos de exposición y varió muy poco cuando se fumó en otro lugar, es decir, lejos de las ratas de laboratorio, pues éstas se impregnaron con los tóxicos portados en la ropa y el cabello.

“No hay motivo para pensar que la marihuana es mejor que el humo del cigarro. Ambos son igual de nocivos y provocan muertes prematuras. Hay que estudiar aún más qué otros efectos adversos causa el humo de marihuana”, detalló.

 “No es menos nocivo el tabaco”, acotó, “muchos padres creen que fumando en áreas aparentemente lejanas el humo no afectará a sus hijos, pero se comprobó que la nicotina se impregna en la ropa o el cabello, y esas partículas terminan por desprenderse en el medio ambiente. Llegan a los menores provocando una afectación de tercera mano, porque la de segunda es cuando hay un fumador activo frente al pasivo”, señaló en su ponencia.

Por ello la insuficiencia cardiaca, que afecta a 26 millones de personas en el mundo, se puede elevar de manera exponencial y siendo los menores la generación mas afectada por esas partículas que deterioran el corazón, desencadenando otro tipo de padecimientos como asma, males respiratorios e inclusive cáncer.

Energetizante "veneno"

Otro ponente, Steve Lipshultz, jefe de Pediatría en el Hospital de Michigan, en Detroit, detalló que se debe de lanzar una alerta debido a que las bebidas energizantes que ingieren los menores son “veneno”.

Ese tipo de bebidas “eleva 50 por ciento los padecimientos cardiovasculares y 30 por ciento los neuronales”, afirmó Lipshultz ante científicos y médicos de más de 105 países, reunidos en la sesión de la AHA donde presentan las investigaciones, terapias y tecnología desarrollada entorno a los males cardiacos.

El encargado de inaugurar el congreso fue el presidente de la AHA, Elliot Antman, quien dio la bienvenida a los especialistas y resaltó la importancia de que el conocimiento generado contribuya a entender los mecanismos de la enfermedad, crear políticas efectivas contra las afectaciones cardiaca, la hipertensión, la diabetes y la obesidad.

La insuficiencia cardiaca (IC) provoca más muertes que algunos cánceres avanzados y es la causa más frecuente de hospitalización de mayores de 65 años. “Actualmente es incurable, conduciendo a la muerte de aproximadamente la mitad de los pacientes en el término de cinco años después del diagnóstico”, señaló Antman.

Se calcula que uno de cada cinco individuos desarrollará IC en algún momento de su vida y, lamentablemente, uno de cada cuatro que experimenta síntomas espera una semana o más para buscar atención médica, afirmó el experto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios