17 de Diciembre de 2017

Ciencia y Salud

Experimentos con moléculas basadas en insectos ayudan a la medicina

Algunos de estos seres tienen la capacidad de producir proteínas y eliminar virus.

Las invenciones humanas buscan imitar las capacidades animales. (am.com)
Las invenciones humanas buscan imitar las capacidades animales. (am.com)
Compartir en Facebook Experimentos con moléculas basadas en insectos ayudan a la medicinaCompartir en Twiiter Experimentos con moléculas basadas en insectos ayudan a la medicina

Agencias
MADRID, España.- Los humanos han encontrado soluciones ingeniosas para conseguir habilidades de otros animales por métodos completamente distintos. Sin embargo, hay procesos en los que millones de años de evolución han producido máquinas difíciles de superar. Es el caso de la capacidad de algunos insectos para producir proteínas y de los virus para secuestrar organismos y ponerlos a su servicio, informa el portal am.com.

También te puede interesar: Estos son los maravillosos beneficios de la fibra

En Algenex, una empresa situada en Pozuelo de Alarcón, Madrid, han diseñado un sistema que aprovecha estas máquinas naturales para producir todo tipo de medicamentos, desde vacunas a terapias contra enfermedades. Por un lado, emplean crisálidas de mariposas de la col como fábricas de proteínas, los ladrillos biológicos básicos de los que están hechas las moléculas que nos sirven para tratar enfermedades o prevenirlas. Este sistema de biocápsulas, que han patentado como CrisBio, aprovecha la intensa capacidad de generar material biológico de los insectos en el periodo de transformación que les lleva de gusano a mariposa.

Los baculovirus son un tipo de virus especializados en infectar a estas orugas que se alimentan de las coles. Según explica José Escribano, fundador junto a su mujer, Covadonga Alonso, de la empresa, en ocasiones se utilizan los baculovirus para acabar con estos insectos cuando se convierten en plagas. Se lanzan sobre los cultivos afectados y las infectan convirtiéndolas en una especie de pulpa en pocos días. El hecho de que estos virus estén especializados en la infección de esos insectos hace que no supongan un riesgo para los humanos.

En la salud animal, ya están trabajando en colaboración con la farmacéutica italiana FATRO en una primera vacuna contra la hemorragia vírica de los conejos, que estará lista en dos años. Para dar el salto a la salud humana, además de probar la validez de su tecnología en animales, están buscando colaboraciones con socios como la Fundación Bill y Melinda Gates, muy implicada en la salud de los países en desarrollo. Escribano calcula que con su tecnología sería posible llevar una vacuna contra la gripe, por ejemplo, en dos meses.

No obstante, para llegar a validar la tecnología de Algenex, será necesario que las farmacéuticas confíen en la tecnología y que se superen los largos procesos regulatorios necesarios para aprobar el uso en humanos de un fármaco. Escribano apunta que su vía de entrada serán los biosimilares, medicamentos biotecnológicos que demuestran ser comparables a medicamentos ya en el mercado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios