18 de Octubre de 2018

Ciencia y Salud

Los gays no nacen, 'se hacen', según científicos

Este documento concluye que no está demostrado que la orientación sexual esté predeterminada por factores biológicos.

Estadísticamente las personas LGBT sufren más problemas de salud mental que los heterosexuales. (Christian Coquet/SIPSE.com)
Estadísticamente las personas LGBT sufren más problemas de salud mental que los heterosexuales. (Christian Coquet/SIPSE.com)
Compartir en Facebook Los gays no nacen, 'se hacen', según científicosCompartir en Twiiter Los gays no nacen, 'se hacen', según científicos

Agencias
NUEVA YORK, EU.- Un estudio publicado en la revista 'The New Atlantis' asegura que "no existen pruebas científicas" de que la identidad sexual del ser humano esté determinadas desde un punto de vista biológico, una idea que es la base de la ideología del movimiento LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero).

El documento elaborado por Lawrence S. Mayer, epidemiólogo, especialista en bioestadística y residente del departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina Johns Hopkins (Baltimore, Maryland, Estados Unidos); y Paul R. McHugh, psiquiatra, investigador y antiguo jefe de Psiquiatría de ese centro educativo; no establece que la identidad sexual sea una opción, sino que la postura contraria, resumida en la frase 'los gays nacen, no se hacen', podría ser un error porque no está respaladada por datos científicos.

De este modo, los investigadores concluyen que las diferencias en las estructuras cerebrales de los heterosexuales y homosexuales que han estudiado no tienen por qué ser innatas, sino que podrían ser consecuencia de factores ambientales o psicológicos.

Mayer y McHugh detallan que, estadísticamente, las personas LGBT sufren más problemas de salud mental que los heterosexuales —"se estima que la tasa de intentos de suicidio entre las personas transgénero es de un 41 por ciento, comparada con el cinco por ciento del conjunto de la población de EU."— y que ese aspecto se suele explicar por el estrés y la discriminación social que sufren, aunque señalan que, por sí solos, esos factores no concretan la situación y se necesitan realizar más averiguaciones al respecto.

Finalmente, los autores de este estudio abogan por la "prudencia" a la hora de recurrir a tratamientos médicos drásticos para realizar cirugías de cambio de sexo, especialmente en menores de edad, debido a que "existe escasa evidencia científica sobre el valor terapéutico de esas intervenciones".

Lawrence S. Mayer y Paul R. McHugh se han centrado en este tema para atraer la atención sobre los problemas mentales a los que se enfrenta la comunidad LGBT.

(Con información de actualidad.rt.com)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios