Huerto vertical urbano; ser proactivo en tiempos de coronavirus

Las huertas verticales, son la alternativa ideal para espacios urbanos que facilitan la producción en terrazas, patios y balcones. Y una excelente opción para emprender durante el encierro por coronavirus.
|
Esta alternativa facilita la producción propia de alimentos en espacios urbanos y es una actividad que se puede realizar en familia. [Foto: Pixabay]
Esta alternativa facilita la producción propia de alimentos en espacios urbanos y es una actividad que se puede realizar en familia. [Foto: Pixabay]

ARGENTINA.- Uno de los mayores temores de la sociedad actual es el desabasto de alimentos que podría originar la crisis provocada por la pandemia de coronavirus. Si bien es cierto que hasta el momento las actividades esenciales han permitido que no escasee el alimento, este encierro por cuarentena representa una excelente oportunidad para comenzar a pensar en el cultivo propio en los espacios urbanos. 

Las huertas verticales, son la alternativa ideal para espacios urbanos que facilitan la producción en terrazas, patios y balcones. Es por ello que a continuación compartimos las recomendaciones brindadas por expertos en la materia para una correcta colocación de este sistema casero a punto para poder aprovechar las paredes soleadas y cultivar hortalizas, aromáticas y frutos.

Te puede interesar: Coronavirus: Arma una compostera en casa y reaprovecha tus alimentos

De acuerdo con el portal InfoCampo, en cuanto al sustrato, la técnica vertical, necesita de un buen aporte de nutrientes realizados con mezcla de tierra, compost y arena para que sea liviano.

Cabe destacar que esta alternativa facilita la producción propia de alimentos en espacios urbanos donde no hay una disponibilidad de suelo tanto por deterioro físico o por escasa extensión. Y este tipo de limitaciones suele ser habitual en las grandes ciudades.

Materiales necesarios para construir una huerta vertical

  • Tubo de PVC de 4″
  • T de PVC de 4″
  • Tapas de PVC de 4″
  • Tubo de PVC de 2″
  • Reducción de 4 a 2″
  • Tapas de 2″
  • Grampas Omega de 4 y 2″
  • Sistema de riego por goteo compensado
  • Sustrato -formado por tierra y abono-
  • Tornillos y tarugos
  • Taladro: mecha copa de 75 mm, otra de acero de 4 mm y una mecha de vidia de 8 mm
  • Destornillador
  • Sierra de mano

¿Cómo armar una huerta casera vertical? 

La huerta vertical tiene un eje principal construido con tubos de PVC de 4″, al que se conectan tramos laterales dispuestos de manera alternada. En la base de esta armazón se instala un cantero de madera o hecho con pallets, el cual tiene como función recibir el excedente de agua de riego y ser un espacio de cultivo para especies de mayor tamaño.

Una vez obtenidos los materiales, se deben cortar los caños de desagüe a la medida deseada y realizar varios agujeros con una mecha de copa. La distancia mínima entre cada perforación debe ser de 25 centímetros o más de acuerdo con el tamaño que alcance el cultivo.

Luego se debe cortar las cintas de riego por goteo según la longitud del tubo y pasarlas por el interior del tubo cerrando uno de sus extremos y perforando las tapas ciegas (blancas) a fin de sacar un tramo de la cinta hacia afuera.

Logrado esto, hay que incorporar el sustrato en el interior de los caños, comenzar a armar la estructura principal ajustando los codos junto con los caños hasta lograr una estructura firme. Paso siguiente, unir los tramos de caño a la estructura principal y conectar las cintas de riego.

Será clave fijar los caños a la pared con grampas omega y asegurar darle una leve inclinación hacia el centro para facilitar el drenaje del sustrato. Quedará, entonces, rellenar los conectores con el sustrato, colocar la reducción de 4 a 2″ en el tramo inferior, ubicar el cantero y sembrar los plantines.