22 de Octubre de 2018

Ciencia y Salud

Es un error darle huesos a tu perro

Especialista alerta de los daños que estos restos causan en el organismo del can, por ejemplo en la lengua y el estómago.

Los canes usan demasiada fuerza en sus molares para tratar de quebrar los huesos. (Archivo/Notimex)
Los canes usan demasiada fuerza en sus molares para tratar de quebrar los huesos. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Es un error darle huesos a tu perroCompartir en Twiiter Es un error darle huesos a tu perro

Milenio
GUADALAJARA, Jalisco.- Movimientos en la cola y signos de felicidad son notorios cuando un perro ve un hueso. Al animal de compañía le es complicado resistirse de morder y lamer su manjar favorito. La exquisitez con la que un animal prueba ese platillo se opaca con las complicaciones que pudieran ocasionar el morder la pieza esquelética de un cerdo, res o pollo. 

Pero son los dueños de los animales los que principalmente cometen el error de compensar a su perro con un hueso. Existe una mal información respecto a que si los canes muerden estas piezas les ayuda a limpiar sus dientes, pero no es así, explicó el especialista en odontología veterinaria, Federico Reyes Munguía, a Notimex. 

'Entre la gente se comenta que son buenos los huesos para que se limpien los dientes y yo creo que como consejo general, se dice dale huesos a tu perro para que se le limpien los dientes. Si tienen algún efecto positivo porque si pudiera evitar que hubiera cierta filtración de algunas minerales en los dientes', detalla. 

Pero es más la afectación que trae la mordedura de un hueso que los posibles beneficios. Los perros utilizan demasiada fuerza en sus molares para tratar de quebrar los huesos. Dicha fuerza suele provocar daños como desgaste y fracturas principalmente en los huesos delanteros y los colmillos. 

Los problemas puedan ir más allá de problemas en la dentadura. Algunas familias acostumbrar dar cualquier tipo de hueso a su mascota. Pero es el esqueleto del pollo que pudiera provocar daños más severos y poner el riesgo la salud y vida del animal de compañía. 

'Cuando el perro lo muerde (el hueso de pollo) lo más seguro es que se vaya a romper, lo que va a suceder es que va a tener astillas en la boca y astillas que pueden pasarse al esófago y ahí el problema en el esófago y en el estomago o que se claven en la boca puede clavar debajo de la lengua o el paladar. Es una situación que general un riesgo', explica el médico. 

La única sugerencia que hace el especialista para evitar situaciones de peligro a la dentadura, esófago y estomago de los perros a causa de los huesos, es no dárselos. Existen otras alternativas que pueden sesear el antojo por morder y para limpiar los dientes de los canes. 

'Lo que sí es recomendable son los huesos de carnaza, que no son huesos, es carnaza pero deshidratada y con agua de hidróxido de calcio y bueno, tienen algo de sabor y de alguna manera les puede ayudar un poquito a la destitución de sarro sobre todo en los molares', dijo el odontólogo de mascotas. 

Pero en el mercado de productos para los animales de compañía existen diversidad de juguetes que pueden suplir el trabajo de los huesos pero no que provocan los mismos daños.

Al mismo tiempo se venden galletas o premios comestibles que de igual forma ayudan. Para adquirir dichos productos se recomienda obtener información del veterinario de su mascota.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios