12 de Diciembre de 2018

Ciencia y Salud

Una impresora 3D le devolvió la cara

Stephen Power sufríó un grave accidente en su motocicleta en 2012, y a pesar de llevar puesto el casco perdió la mandíbula, la nariz y parte del cráneo.

Stephen Power se dijo muy satisfecho con los resultados de la innovadora cirugía. (telegraph.co.uk)
Stephen Power se dijo muy satisfecho con los resultados de la innovadora cirugía. (telegraph.co.uk)
Compartir en Facebook Una impresora 3D le devolvió la caraCompartir en Twiiter Una impresora 3D le devolvió la cara

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- Un sobreviviente de un accidente grave de motocicleta fue sometido a una cirugía facial pionera en Gales que utilizó por primera vez una serie de imágenes impresas en 3D para ayudar a reconstruir su rostro.

Stephen Power, un joven de 29 años oriundo de Cardiff, se convirtió en el primer paciente del mundo en someterse a dicha intervención. La cirugía facial fue llevada a cabo en el Hospital Morrison de Swansea.

Los médicos y cirujanos que participaron de la intervención debieron quebrar los pómulos de Power antes de poder reconstruir su rostro, según cita Ansa Latina.

Gran Bretaña se ha convertido en uno de los pioneros mundiales a la hora de utilizar tecnología con impresión 3D en cirugías, con avances de gran importancia realizados en Londres y Newcastle.

Aunque implantes impresos habían sido utilizados previamente para ayudar a corregir condiciones congénitas, esta operación utilizó modelos impresos, guías, planchas e implantes para reparar heridas faciales meses después de haber ocurrido el accidente.

A pesar de llevar el caso puesto, Power sufrió múltiples heridas en el grave accidente de 2012, que lo obligó a permanecer en el hospital por cuatro meses. "Me quebré los dos pómulos, la mandíbula superior, la nariz y me fracturé el cráneo", afirmó el hombre.

"No recuerdo el accidente. Recuerdo cinco minutos antes y luego despertarme en el hospital algunos meses después", agregó.

Para poder lograr la simetría de su rostro, el equipo quirúrgico de Gales utilizó escaners de tomografía computada para crear e imprimir un modelo simétrico en tres dimensiones del cráneo de Power, seguido por guías para cortar y planchas impresas.

Resultados incomparables

El doctor Adrian Sugar, experto en cirugías maxilofaciales, dijo que la impresión en 3D dejó fuera las dudas que "suelen ser problemáticas en los trabajos de reconstrucción facial".

"Los resultados son incomparables, están totalmente en otra liga de todo lo hecho hasta ahora", subrayó el especialista.

"Esta tecnología nos permite ser mucho más precisos. Hacer cirugía conjeturando ya no es suficientemente bueno", agregó.

El procedimiento quirúrgico en el caso de Power llevó ocho horas, e incluyó un implante de titanio realizado en Bélgica, que sirvió para unir los huesos y acomodarlos en la posición buscada.

El galés sostuvo que la cirugía facial transformó su vida e hizo que su nuevo rostro sea lo más parecido posible al que tenía previo al accidente.

"Me cambió la vida. Pude ver la diferencia inmediatamente el día que me desperté después de la cirugía", dijo Power.

Para un museo

El proyecto fue logrado gracias a la labor del Centro de Tecnologías Reconstructivas Aplicadas en Cirugía (CARTIS), una colaboración entre los científicos de Swansea y de la Cardiff Metropolitan University.

Por su parte, el ingeniero de diseño Sean Peel, que participó del proyecto, dijo que los nuevos avances serán utilizados con mayor frecuencia en el Servicio Nacional de Salud pública de Gran Bretaña.

La cirugía realizada a Power forma parte de una exposición en el Museo de Ciencias de Londres, titulado "3D Printing: The Future" (Impresión 3D: El futuro).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios