18 de Septiembre de 2018

Ciencia y Salud

Mitos impiden detección oportuna de cáncer de próstata

El más difundido es el del tacto, exploración digital por el recto, pero éste procedimiento es poco utilizado, afirman especialistas.

Especialistas señalan que factores culturales influyen en los varones para que no acudan en tiempo a realizarse revisiones de la próstata.- (Foto: IMSS)
Especialistas señalan que factores culturales influyen en los varones para que no acudan en tiempo a realizarse revisiones de la próstata.- (Foto: IMSS)
Compartir en Facebook Mitos impiden detección oportuna de cáncer de próstataCompartir en Twiiter Mitos impiden detección oportuna de cáncer de próstata

Agencias
CIUDAD JUÁREZ, México.- Más de 60 por ciento de los varones en México está propenso a sufrir problemas de próstata, pero condiciones culturales influyen en su renuencia a practicarse exámenes que podrían evitarle complicaciones.

Óscar Rafael Contreras López, médico supervisor de epidemiología en la Zona Juárez del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), subrayó que un examen a tiempo puede detectar una enfermedad antes de que llegue a la fase aguda.

De acuerdo con las proyecciones médico científicas, dijo, el cinco por ciento de los hombres con más de 50 años sufrirá de cáncer de próstata, mientras que 60 por ciento tendrá hiperplasia; es decir, crecimiento anormal de la glándula.

Puntualizó que está creciendo la incidencia de las enfermedades de la próstata, que si no se atienden a tiempo, pueden provocar consecuencias fatales.

Mitos y realidades 

Comentó que factores culturales influyen en los varones para que no acudan en tiempo a realizarse revisiones preventivas o de detección oportuna de algún problema.

Entre los mitos que inhiben a los varones para revisiones de próstata, dijo, quizá el más difundido es el del tacto, exploración digital por el recto para conocer el estado de la glándula, que es un procedimiento que poco se utiliza, dijo.

Señaló que los exámenes que se aplican en el IMSS para detectar estos padecimientos, está la prueba de laboratorio con antígeno prostático específico (APE) y, en caso necesario, la biopsia.

Además se revisa la historia clínica del paciente, que incluye una investigación de los síntomas prostáticos y antecedentes de estas afecciones en familiares directos.

Contreras López dijo que también tiene mucha difusión la idea de que una actividad sexual intensa aumenta las posibilidades de padecer estas enfermedades, pero al momento no existe evidencia científica que lo confirme.

Enfermedades más frecuentes

Indicó que las enfermedades más frecuentes de esta glándula son la prostatitis y la hiperplasia prostática obstructiva. Por lo general, todas afectan más a quienes han rebasado la cuarta década de vida.

La prostatitis es una inflamación de este órgano, cuyo origen puede ser infeccioso e, incluso, puede ser causada por enfermedades de transmisión sexual.

En cuanto a la hiperplasia prostática o hipertrofia benigna, generalmente se presenta por los cambios que sufre esta glándula a medida que el hombre envejece.

Los síntomas de éstas enfermedades son urgencia urinaria, menor fuerza en el chorro de orina, dolor o ardor durante la micción, presencia de sangre en la orina o el semen, dolor constante en la parte baja de la espalda o en la eyaculación.

Regularmente estos síntomas, resaltó, empiezan a manifestarse con mucha antelación a que caiga en un problema agudo.

No obstante, anotó, la mayoría de los hombres no le hacen mucho caso y en un buen porcentaje van al médico cuando ya presentan molestias graves u obstrucción urinaria.

Medidas de prevención

El IMSS reitera que existen medidas preventivas que pueden mantener alejada la posibilidad de una enfermedad prostática:

  • La dieta es un factor muy importante. Se sugiere consumir alimentos bajos en grasas, sobre todo de origen animal, y aumentar la ingesta de verduras, frutas y cereales.
     
  • Combatir el sobrepeso es esencial, así como realizar ejercicio diario y abstenerse de fumar.
     
  • Las enfermedades de la próstata suelen tener un desarrollo lento, pueden iniciarse en la quinta década de vida del hombre y evolucionar con el paso de los años.
     
  • Se recomienda acudir al especialista una vez al año, para realizarse un examen.

Estas conductas son una inversión para la salud. Siempre será mejor prevenir, concluyó el especialista del IMSS.

(Con información de Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios