19 de Noviembre de 2018

Ciencia y Salud

Una gota de sangre puede evitar quimioterapias para combatir cáncer

El nuevo método permite que con una pequeña muestra de sangre es posible aislar el ADN de los tumores malignos e identificar hasta 16 mil alteraciones genéticas.

Horacio Astudillo de la Vega, director científico y presidente del Consejo del Grupo de Investigación de biología molecular Nanopharmacia Diagnóstica, explicó el uso de la tecnología Ion Torrent. (Juan Carlos Bautista/Milenio)
Horacio Astudillo de la Vega, director científico y presidente del Consejo del Grupo de Investigación de biología molecular Nanopharmacia Diagnóstica, explicó el uso de la tecnología Ion Torrent. (Juan Carlos Bautista/Milenio)
Compartir en Facebook Una gota de sangre puede evitar quimioterapias para combatir cáncerCompartir en Twiiter Una gota de sangre puede evitar quimioterapias para combatir cáncer

Blanca Valadez/Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- Con una toma de sangre menor a los cinco mililitros es posible sustituir las biopsias quirúrgicas tradicionales, aislar el ADN de los tumores malignos e identificar hasta 16 mil alteraciones genéticas, ello para otorgar al paciente con cáncer de pulmón, de colon o de mama, primordialmente, el tratamiento adecuado y saber si es necesario someterlo a sesiones de quimioterapia o no.

Horacio Astudillo de la Vega, director científico y presidente del Consejo del Grupo de Investigación de biología molecular Nanopharmacia Diagnóstica, explicó que México es el primer país en América Latina que cuenta con la tecnología Ion Torrent, equipo de nueva generación de secuenciación (Next Generation Sequencing), con la cual se realizan biopsias líquidas y los tamizajes genéticos moleculares de los tumores de los pacientes.

Explicó que, desafortunadamente, los sistemas de salud en México "suelen tratar a los pacientes de cáncer con terapias convencionales de quimioterapia, basados en métodos estadísticos y lo grave es que un número importante de ellos, cercano a 50 por ciento —de acuerdo a nuestra propia experiencia— no responde; caerán en una situación de reincidencia, en etapas avanzadas intratables, con severas secuelas en su organismo.

"Hoy, gracias a esta nueva tecnología y a la medicina genómica, es posible realizar tamizajes genéticos moleculares de los tumores, identificar sus alteración y definir con exactitud el tratamiento personalizado, las terapias específicas que combatirán con eficacia dichas neoplasias malignas".

Astudillo de la Vega —quien participará en el foro Cáncer: lo bueno, lo nuevo y lo revolucionario, que organiza Grupo Milenio y el cual se llevará a cabo el próximo 29 de septiembre— comentó que otro aspecto revolucionario de este tipo de tecnología es que ya no será necesario realizar biopsias tradicionales al paciente para llegar a un diagnóstico y empezar a otorgarle tratamiento.

"En la biopsia líquida, en la que nos basta tener menos de cinco mililitros de la sangre, nos permite determinar las características genéticas del tumor del paciente", destacó.

Lo relevante, dijo, es que las personas ya no tendrán que someterse a las tradicionales biopsias que conllevan una serie de riesgos quirúrgicos.

Incluso, este método servirá para los pacientes a los que resultaba imposible efectuar una biopsia tradicional debido a que el tumor se ubica en un sitio cercano al corazón, a los grandes vasos y a zonas pulmonares donde puede verse comprometida su vida.

"Hoy, con esta tecnología, prácticamente se vencieron todos esos obstáculos", y refirió que a diferencia de los costos que representaba realizarse pruebas con el desciframiento del genoma humano, cuyos costos eran superiores a los 300 mil dólares, en esta ocasión ya se puede descifrar el ADN de los tumores con aproximadamente 10 mil dólares.

Procedimiento

Detalló que los pasos de biopsia líquida son: una vez que se obtiene menos de cinco mililitros de sangre del paciente se procesa a efecto de identificar, aislar y extraer el ADN del tumor.

Luego de ese procedimiento, el ADN seleccionado se inyecta en un chip en cuyo interior hay 1.2 millones de nanopozos. Posteriormente, el chip se introduce en el Ion Torrent, equipo de nueva generación de secuenciación genética, en el que se lleva a cabo el análisis molecular de cada tumor.

"En ochos horas se obtiene una información genético-molecular tan completa y relevante que permite identificar la susceptibilidad del tumor de ese paciente".

Todo este procedimiento, desde la toma de sangre, el estudio y el posterior análisis diagnósticos no pasa de un máximo de tres semanas, "estamos hablando que en ese lapso ya desciframos el tumor y qué es lo adecuado como tratamiento para enfermos, sin importar la etapa en la que se encuentre".

El impacto directo se refleja en la reducción de complicaciones y secuelas postratamientos, como sucede comúnmente con la quimioterapia, que es muy agresiva, asimismo, y disminuye la mortalidad dado a que se sabe cómo se puede atacar las células malignas, bloquear su proliferación y desarrollo.

"Hay mejor adherencia y, en algunos casos, hasta podemos presumir que la gente se puede curar", resaltó Astudillo de la Vega.

"Lamentablemente este tipo de tecnología carece de una cobertura universal para que todos los pacientes se beneficien con este tipo de tratamientos diagnósticos en los que ya se descifran, con puntualidad, alrededor de 400 genes asociados al cáncer y 16 mil alteraciones.

"Nosotros, lo que hemos hecho, es trabajar con la industria farmacéutica y con los institutos nacionales que tienen apoyo del Seguro Popular para que absorban los gastos y con ello lleguemos a los sectores con menos recursos económicos. Hasta la fecha hemos tomado 20 mil muestras y al menos 18 mil corresponden a personas de escasos recursos", puntualizó Astudillo de la Vega quien participará en el panel "Lo Revolucionario", en los foros de Milenio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios