14 de Noviembre de 2018

Ciencia y Salud

Ni te quita el apetito, ni te baja de peso, no abuses del café

Aunque hay una disminución en la ingesta cuando se consume en el desayuno, su efecto es reducido.

Estudio evidencia que el consumo de cafeína no es supresor del apetito. (Internet)
Estudio evidencia que el consumo de cafeína no es supresor del apetito. (Internet)
Compartir en Facebook Ni te quita el apetito, ni te baja de peso, no abuses del caféCompartir en Twiiter Ni te quita el apetito, ni te baja de peso, no abuses del café

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Un estudio publicado en la revista de la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos reveló que, aunque tomar una pequeña cantidad de cafeína en el desayuno ayuda a reducir la ingesta de alimentos en la primera comida del día, su efecto es limitado y transitorio, lo cual significa que no se respalda su uso como supresor del apetito o para perder peso, difundió López Dóriga.

También te puede interesar: Refrescos sacan 'pancita' y favorecen algunos tipos de cáncer

Los científicos se percataron de que tras beber una dosis pequeña de cafeína, los participantes consumieron 10 por ciento menos en un desayuno buffet, pero este efecto no persistió a lo largo del día ni tuvo impacto en las percepciones sobre sus apetitos.

De esta manera, consideraron que la cafeína no es efectiva como supresor del apetito ni supone un apoyo significativo para bajar de peso.
La cafeína se agrega con frecuencia a los suplementos dietéticos con afirmaciones de que suprime el apetito y facilita la pérdida de peso.
Investigaciones anteriores especularon que la cafeína acelera el metabolismo o afecta las sustancias químicas cerebrales que suprimen el apetito y la evidencia epidemiológica sugiere que los consumidores de cafeína regulares tienen una masa corporal inferior.
El objetivo de nuestro estudio fue determinar si la cafeína puede estar relacionada con una ingesta reducida de alimentos o un apetito reprimido, y si los resultados varían según el IMC”, detalló la investigadora principal, Leah M. Panek-Shirley, del Departamento de Ejercicio y Ciencias de la Nutrición de la Universidad de Buffalo, Nueva York.

Para el estudio, se hizo que 50 adultos sanos de entre 18 y 50 visitaran el laboratorio de los científicos semanalmente durante varios meses.

En cada ocasión, se les pedía que bebieran jugo con cafeína, equivalente al consumo de 1 miligramo o tres miligramos de café.

Posteriormente, se les instruyó comer tanto o tan poco como quisieran de un abundante desayuno buffet.

Los investigadores encontraron que después de tomar el jugo, los participantes consumieron cerca de 70 calorías menos.

Tras analizar lo que los participantes comieron a lo largo del día, hallaron que la disminución en la ingesta de alimentos no persistía; y de hecho, compensaron esas 70 calorías en algún momento.

La cafeína no suprime el apetito ni ayuda a perder peso

“Este estudio, por su riguroso diseño, refuerza la importancia de los buenos hábitos alimentarios y no depende de ayudas para la pérdida de peso o prácticas no saludables”, ha explicado Carol DeNysschen, una de las investigadoras, profesora y presidenta del Departamento de Salud, Nutrición y Dietética de SUNY Buffalo State College.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios