15 de Diciembre de 2017

Ciencia y Salud

Esta es la importancia de cuidarse del sol todos los días

El riesgo de los rayos ultravioleta también es considerable en la vida diaria.

En la última década han aumentado los daños oculares debidos a los rayos ultravioleta (cerca del 30%) sobre todo en verano. (Foto: Contexto/Internet)
En la última década han aumentado los daños oculares debidos a los rayos ultravioleta (cerca del 30%) sobre todo en verano. (Foto: Contexto/Internet)
Compartir en Facebook Esta es la importancia de cuidarse del sol todos los díasCompartir en Twiiter Esta es la importancia de cuidarse del sol todos los días

Agencias
ESTADOS UNIDOS.- Aunque muchas personas solo piensan en protegerse cuando están en la playa o la piscina, el ir y venir por las calles de la ciudad puede hacer que la piel se exponga más de lo que sería recomendable a los rayos ultravioleta (UV), que son los responsables del cáncer de piel, informa el portal Eroski Consumer.

Entre las medidas más sencillas que sugiere la American Cancer Society para limitar la exposición solar una es mantenerse a la sombra, sobre todo entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde, periodo en el que el nivel de radiaciones UV es mayor, más agresivo y cancerígeno.

También te puede interesar: Estudio revela que las uvas pueden prevenir el cáncer de colon

Hay una forma fácil de conocer la intensidad de los rayos: cuanto más intensos son, menor es la sombra que proyectan debajo de uno. Pero también hay que tener en cuenta que los rayos alcanzan la piel los días nublados, en los que hay poco sol o cuando las temperaturas todavía no son excesivas, como sucede en primavera.

Asimismo, hay que considerar que los rayos ultravioletas también pueden traspasar los cristales de ventanas de las casas, oficinas y automóviles, pues, aunque limitan el paso de los rayos UVB, no sucede lo mismo con los UVA. Por ello, no se debe estar mucho tiempo cerca de una ventana expuesta directamente a la luz solar.

En el exterior, una buena medida para frenar la exposición del sol es cubrir la piel con ropa y usar gorras, viseras, sombreros, pañuelos, gafas de sol y camisetas. Las camisas de manga larga y los pantalones y faldas largas cubren la mayor parte de la piel aportando protección. Cuanto más oscuras y más tupidas sean, mejor.

Hace unos años se desarrollaron textiles -sobre todo dirigidos al ámbito deportivo- como alternativa o complemento del protector solar, que están hechos con un tejido de mínimo grosor pero con un recubrimiento especial que ayuda a absorber los UV. Llevan una etiqueta que indica el valor del factor de protección a la radiación ultravioleta (UPF) y el nivel de protección en una escala del 15 al 50+. La mayor capacidad de protección la aporta el UPF 50+; esto significa que la prenda protege la piel que cubre hasta el 97% contra los UVA y los UVB. El único inconveniente que podrían tener estas ropas es que hay que tener unos cuidados especiales: aclararlas tras su uso, lavarlas a mano con detergentes suaves, no enrollarlas, secarlas a la sombra y no plancharlas.

En la última década han aumentado los daños oculares debidos a los rayos ultravioleta (cerca del 30%) sobre todo en verano. Las consecuencias de estar más al aire libre y tomar el sol de manera indiscriminada provocan quemaduras en el ojo y deterioro del cristalino. Y de la misma manera que la piel acumula los daños sufridos por la exposición solar, lo mismo sucede con el tejido ocular.

Por este motivo, es importante no olvidarse de los ojos y utilizar protección mediante gafas homologadas para evitar males mayores. Reconocerlas es fácil: basta con asegurarse de que lleva la marca CE (Conformidad Europea), que certifica que son apropiadas para proteger los ojos del sol y que cumple con las directivas europeas. También deben señalizar qué categoría de filtro llevan (la categoría 4 es la de protección más alta).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios