17 de Diciembre de 2017

Ciencia y Salud

Película de Netflix puede estar dando el mensaje equivocado

'Hasta los huesos' trata el tema de la anorexia y los trastornos alimenticios.

La película, escrita y dirigida por Marti Noxon y protagonizada por Lily Collins y Keanu Reeves, plasma la lucha de una joven con anorexia. (Foto: Netflix)
La película, escrita y dirigida por Marti Noxon y protagonizada por Lily Collins y Keanu Reeves, plasma la lucha de una joven con anorexia. (Foto: Netflix)
Compartir en Facebook Película de Netflix puede estar dando el mensaje equivocadoCompartir en Twiiter Película de Netflix puede estar dando el mensaje equivocado

Agencias
ESTADOS UNIDOS.- La nueva película de Netflix, Hasta los huesos, inicia con una frase de advertencia que reza: "Esta película fue creada por y con personas que han sufrido trastornos alimentarios e incluye caracterizaciones que podrían herir la sensibilidad de algunos espectadores".

En parte es cierto que algunos de los elementos más realistas de la película podrían ser incitantes para las personas que padecen trastornos alimentarios (y para aquellas con predisposición genética a desarrollar estos trastornos), pero además hay muchas escenas que, directamente, solo perpetúan estereotipos peligrosos sobre los trastornos alimentarios y su curación, informa el portal web de Huffington Post.

También te puede interesar: ¡Cuidado! Trabajar en exceso podría acelerar tu muerte

La película, escrita y dirigida por Marti Noxon y protagonizada por Lily Collins y Keanu Reeves, plasma la lucha de una joven con anorexia. Ha generado una gran controversia, especialmente en lo que respecta a la curación del trastorno alimentario y el tratamiento de la comunidad médica.

Creo que la película tenía buenas intenciones. Tanto el director como la actriz principal desvelaron que habían vivido en primera persona algún trastorno alimentario en el pasado y su intención era concienciar a la gente y reducir la vergüenza y el secretismo de quienes se encuentran en esa situación.

Concienciar a la gente sobre los trastornos alimentarios y reducir la vergüenza y la estigmatización que sufren quienes buscan ayuda es algo fundamental. Es uno de los aspectos positivos de Hasta los huesos: ampliar el diálogo sobre los trastornos alimentarios y la búsqueda de tratamiento.

Sin embargo, como psiquiatra especialista en trastornos alimentarios, me preocupa más el modo en que se plasma la anorexia en esta película y el efecto que puede producir en la gente.

Soy consciente de que muchas veces las personas con estos trastornos tratan de convencerse de que "no están lo suficientemente enfermas como para necesitar ayuda". Es una idea muy frecuente entre quienes padecen estas enfermedades. El problema de esta película es que perpetúa los estereotipos de que las personas con trastornos alimentarios están siempre visiblemente demacradas.

La película también insiste en subrayar la frágil apariencia de la joven Ellen, con primeros planos de su columna vertebral y otra escena en la que se quita la ropa para mostrar su demacración. Por lo tanto, tengo miedo de que algunas personas vean esta película y piensen que, como no están "tan delgadas" como Ellen, no necesitan empezar ningún tratamiento.

También me preocupa que esta película eduque a los espectadores en general en esta línea. Por ejemplo, hay mucha gente con trastornos alimentarios cuyos amigos, familiares y terapeutas les han dicho frases tan dañinas como "no parece que tengas anorexia".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios