Tips para comprar siempre pescado en buen estado

Si este producto no está fresco o debidamente conservado puede generar intoxicaciones.

|
Elegir el pescado perfecto no siempre es tan sencillo. (Archivo/SIPSE)
Elegir el pescado perfecto no siempre es tan sencillo. (Archivo/SIPSE)

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Sí, las vacaciones son para relajarse, pero en lo que nunca hay que bajar la guardia es en el cuidado e higiene de los alimentos que se ingieren. Uno de los puntos más delicados, es el consumo de pescado.

No importa si estás en la playa o simplemente vas a comprarlo para prepararlo en casa o se te antojó comerlo en un restaurante, la regla es la misma: revisar que esté en buen estado, algo muy importante en temporadas como Semana Santa, cuando su consumo es mayor, publica el portal web del periódico Excélsior.

También te puede interesar: Así te cambian el pescado que quieres por uno más barato

El pescado es un producto delicado, que, de no estar fresco o debidamente conservado, corres el riesgo de sufrir una intoxicación alimentaria o infección.

Asimismo, es importante consumirlo asado, frito u otra preparación donde esté cocido en lugar de crudo.

Si el pescado está crudo…

Según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), a la hora de comprar un pescado, debes fijarte en 4 puntos básicos:

  1. Ojos. Deben ser brillantes, saltones y transparentes.
  2. Piel. Revisa que brille y las escamas no se desprendan.
  3. Carne. No debe desbaratarse al frotarla con los dedos.
  4. Olor. A lo más que debe oler es a mar, nunca a amoniaco o a pescado desagradable, pues de ser así, significa que ya entró en estado de descomposición.

Cuando elijas filetes, lo ideal es que los saquen del pescado entero, de lo contrario, deberás revisar que tengan un color brillante, nunca opaco, y no presenten decoloraciones o se vean resecos. De preferencia evita aquellos empaquetados o verifica su caducidad y buen estado.

En muchos restaurantes, principalmente en la playa o cuando te lo prepararán entero, es posible elegir tu pescado, en este caso, podrás verificar los puntos anteriores.

¿Y cuándo el pescado está cocinado?

Es casi imposible verificar la frescura de un pescado ya cocinado, sin embargo, hay un par de puntos que puedes tomar en cuenta, como que el sabor corresponda al que habitualmente conoces.

No debe saber amargo o muy ácido; si la preparación tiene limón esto podrá complicarlo, pero generalmente se identifica la diferencia.

Asimismo, el olor debe ser agradable, más que estando fresco, por lo tanto, si el olor es desagradable, lo mejor es rechazar el platillo.

Cuándo debes preocuparte

Si a pesar de estas precauciones, poco después de comer pescado sufres de fiebre elevada, vómito, diarrea, incluso con sangre, mareo, dolor de cabeza, ronchas o presión baja, consulta a tu médico, pues puedes sufrir una intoxicación.

 El pescado es uno de los alimentos más saludables por su alto contenido de proteína, además de ácidos grasos saludables en algunas especies, para aprovechar todos sus beneficios, verifica que esté en buen estado y evita riesgos.