17 de Diciembre de 2017

Ciencia y Salud

¿Por qué prefieres a tus amigos ante tu familia?

Un estudio reveló la razón por la cual los quieres más.

El poder de la amistad se fortalece con la edad. (Contexto/Internet).
El poder de la amistad se fortalece con la edad. (Contexto/Internet).
Compartir en Facebook ¿Por qué prefieres a tus amigos ante tu familia?Compartir en Twiiter ¿Por qué prefieres a tus amigos ante tu familia?

Agencia
ESTADOS UNIDOS.- El poder de la amistad se fortalece con la edad e incluso puede ser más importante que las relaciones familiares, de acuerdo con una nueva investigación realizada por en la Universidad Estatal de Michigan, informa el portal de internet Huffingtonpost.

Cuando estás en las preparatorias juras que los amigos con los que sales cada fin de semana serán tus camaradas para toda la vida; luego en la universidad, creces junto a otros compañeros que como tú, tienen muchos planes. Pasa la vida y mucha gente llega a tus días, otros más se van y los más importantes permanecen. Pero, ¿por qué?

También te puede interesar: El 'mejor amigo del hombre', clave para hallar cura contra el cáncer

Después de realizar un par de estudios que involucraron a aproximadamente a casi 280 mil personas, William Chopik, académico de la Universidad de Michigan, encontró que las amistades se vuelven cada vez más importantes para alcanzar la felicidad y la salud con el paso del tiempo. Particularmente para los adultos mayores, las amistades son en realidad un indicador más fuerte de la salud y la felicidad que las relaciones con los miembros de la familia.

"Las amistades se hacen aún más importantes a medida que envejecemos", aseguró Chopik. "Mantener unos cuantos muy buenos amigos cerca puede hacer un mundo de diferencia para nuestra salud y bienestar. Así que es inteligente invertir tiempo en las amistades que te hacen más feliz. "

Para el primer estudio, Chopik analizó la información de una encuesta sobre relaciones, autopercepción de la salud y felicidad de 271 mil 053 participantes de todas las edades provenientes de casi 100 países. El segundo estudio examinó los datos de una encuesta aparte sobre relaciones, redes de apoyo y enfermedades crónicas de 7 481 adultos mayores en los Estados Unidos.

Según el primer estudio, las relaciones de la familia y amistades se vincularon a una mejor salud a la felicidad en general; sin embargo, solamente las amistades se convirtieron en un indicador más contundente de la salud y de la felicidad en edades avanzadas.

El segundo estudio también mostró que las amistades eran muy influyentes. Cuando los amigos representaban una fuente de la tensión para los participantes, éstos reportaron más enfermedades crónicas; cuando los amigos se mostraban más como un apoyo, los participantes eran más felices.

Chopik dijo que la razón de este fenómeno puede atribuirse a la naturaleza opcional de las relaciones: con el tiempo, mantenemos a los amigos que nos hacen sentir bien y descartamos al resto. Los amigos también son un sustento emocional para las personas que no tienen cónyuges o para aquellos que no se apoyan en la familia en momentos de necesidad. Los amigos también pueden ayudar a prevenir la soledad en los adultos mayores que experimentan duelo o, que a menudo, redescubren sus vidas sociales después de jubilarse.

Tampoco es que odies a tu familia o que seas una mala persona, pero las relaciones familiares, aunque son agradables la mayor parte del tiempo, también tienen interacciones más complicas, tóxicas o aburridas.

Este trabajo resulta singular no sólo por sus resultados, sino porque, a pesar del gran influjo que las amistades tienen en nuestra vida, son poco abordados por los investigadores.

"Las amistades nos ayudan a evitar la soledad, pero a menudo son más difíciles de conservar", dijo. "Si una amistad ha sobrevivido al tiempo, sabes que debe ser buena".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios