20 de Septiembre de 2018

Ciencia y Salud

Buscan salvar al 'último océano' del mundo

La propuesta de Área Marina Protegida prohibiría la pesca y la perforación en el llamado 'ultimo océano'.

Científicos afirman que el Mar de Ross apenas ha sido tocado por los seres humanos y como tal es hogar de 38 por ciento de los pingüinos Adelia del mundo. (Imagen de nationalgeographic.com)
Científicos afirman que el Mar de Ross apenas ha sido tocado por los seres humanos y como tal es hogar de 38 por ciento de los pingüinos Adelia del mundo. (Imagen de nationalgeographic.com)
Compartir en Facebook Buscan salvar al 'último océano' del mundo Compartir en Twiiter Buscan salvar al 'último océano' del mundo

Agencias
LONDRES, Inglaterra.-  El Mar de Ross, en la Antártica, conocido como “el último océano” por considerarse el último ecosistema intacto del planeta, podría convertirse en la primera reserva marina del mundo si una propuesta impulsada por activistas es aceptada esta semana.

La Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR, siglas en inglés) ha debatido en los últimos días en Australia varias propuestas para proteger áreas en la Antártica, pero el Mar de Ross tiene más probabilidades de lograr consenso, informa Notimex. 

  • La CCAMLR, establecida en 1980 e integrada por 24 países más la Unión Europea (UE), se encuentra reunida desde el pasado 17 de octubre y discute las propuestas, por lo que en breve podría adoptar una decisión sobre el Mar de Ross.

El Mar de Ross es una bahía profunda entre el Glacial Antártico y la Tierra de Victoria y la Tierra de Marie Byrd, al sur de Nueva Zelanda, cuya extensión supera 900 mil kilómetros cuadrados.

El Mar de Ross es una región sin contaminación, ni sobrepesca, ni especies invasoras.

La propuesta de Área Marina Protegida (AMP) prohibiría la pesca y la perforación en el “ultimo océano”, lo cual garantizaría la supervivencia de todo su ecosistema.

La Antártica está protegida por el Protocolo de Madrid, que la declara una “reserva natural dedicada a la paz y la ciencia”, pero las aguas circundantes se han convertido en foco de flotas de pesca comercial, atraídas por grandes cantidades de krill y merluza negra.

Reino Unido fue uno de los primeros países que intentó limitar esas actividades, al proponer a la CCAMLR en 2009 la creación de la zona protegida de unos 94 mil kilómetros cuadrados alrededor de las Islas Orcadas del Sur, en la Antártica.

Sin embargo, desde entonces los intentos para dar protección a los cuerpos de agua en torno a la Antártica se han empantanado en disputas políticas, de acuerdo con un reporte de la cadena pública de noticias British Broadcasting Corporation (BBC).

Al final de las negociaciones el año pasado, Rusia se vio como el único país que se resistió a un consenso sobre el Mar de Ross, aunque en la reunión en curso de la CCAMLR en Australia hay una creciente convicción de que apoyará la propuesta.

El presidente ruso Vladimir Putin ha designado a 2017 como el Año de la Ecología, así que no podría más que apoyar la propuesta.

Hogar de muchos

  • Científicos afirman que el Mar de Ross apenas ha sido tocado por los seres humanos y como tal es hogar de 38 por ciento de los pingüinos Adelia del mundo, el 30 por ciento de preteles antárticos del planeta y de un seis por ciento de la población mundial de ballenas minke.
  • Además la región es importante para el resto del planeta por el afloramiento de nutrientes de las aguas profundas que son arrastradas por las corrientes que los llevan a todo el mundo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios