13 de Diciembre de 2018

Ciencia y Salud

Conoce estos síntomas de una madre sobreprotectora

Las actitudes controladoras no dejarán que niños y jóvenes desarrollen su personalidad.

Se recomienda vigilara los hijos, pero no con demasiado celo que inhiba su naturaleza. (Internet)
Se recomienda vigilara los hijos, pero no con demasiado celo que inhiba su naturaleza. (Internet)
Compartir en Facebook Conoce estos síntomas de una madre sobreprotectoraCompartir en Twiiter Conoce estos síntomas de una madre sobreprotectora

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.-

La preocupación por un hijo es un estado natural para cualquier madre. Pero a veces toma una forma exagerada, convirtiéndose en sobre protección. Y esta, a su vez, no conduce a nada bueno, afectando negativamente el estado psicológico de la madre y el niño, a la familia en general.

Existen varios síntomas con los que se puede determinar si una madre está excesivamente preocupada por sus hijos. Identificarlos puede ayudar a tomar las medidas apropiadas a tiempo y permitirá una relación.

También te puede interesar: ¿Te da miedo tener hijos? Puedes padecer tocofobia...

Las madres que se identifican con uno o dos puntos de este artículo compartidos por Noticieros Televisa se encuentran dentro de la norma. Si hay más, vale la pena reflexionar. La ansiedad de los padres tiene un efecto directo sobre el grado de vulnerabilidad del niño.

Durante mucho tiempo, lo acompañarán miedos por el futuro y otro tipo de problemas psicológicos. A su vez, esto condena a una persona, impidiéndole avanzar en la vida.

No es el niño, eres tú

“Si mi hijo se ensucia antes de que lleguen los invitados, lo cambio de ropa cuanto antes”. Cambiar la ropa de los hijos en esta situación no responde a una afición de tenerlo todo impecable, sino al deseo de ser una madres perfecta. Se busca garantizar que todos los que observan aprecien cómo se entrega una madre a la maternidad y no a que el hijo crezca en un ambiente armónico.

‘Echarle’ una manita

“Si a mi hijo algo no le sale bien, siempre le ayudo a hacerlo”. Apoyar a un niño para coincidir con uno u otro de su misma edad puede empeorar su rendimiento en otras actividades. A veces un pequeño no tiene la capacidad ni el deseo de coincidir con uno u otro, y esto no es motivo para reproches hacia el niño o hacia uno mismo.

Tenerlo siempre ocupado

Es momento de preocuparse cuando la paz propia depende de que el hijo tenga cosas que hacer cada vez que le quede tiempo libre, o actividades individuales que no requieren la presencia de nadie más.

Si no desarrolla esta independencia, a la hora de alcanzar la madurez, esa persona no estará dispuesta a asumir sus responsabilidades y no podrá decidir qué quiere ser o hacer. Las únicas referencias para realizarse serán, por consiguiente, las aspiraciones o temores de sus padres.

“Si a mi hijo algo no le sale bien, siempre le ayudo a hacerlo”. (Internet)

Controlar la diversión

Cuando un niño crece, inevitablemente hace amigos. Elaborar un plan sobre a dónde tiene que ir y qué tiene que hacer, así como averiguar los números de teléfono, direcciones de casas de los amigos, puede ser perjudicial para el niño.

Este estilo educativo aumenta el riesgo de acoso escolar y priva al niño de su independencia, pues se acostumbra a tomar al pie de la letra todas las instrucciones de su madre en todo y resulta incapaz de tomar decisiones y responsabilizarse por las mismas.

Buscarle trabajo

“Si mi hijo adolescente quiere trabajar durante sus vacaciones, yo misma le buscaré un trabajo adecuado”. Tratar de proteger a un hijo de empleadores sin escrúpulos y encontrar un trabajo “más seguro” es no tomar en cuenta sus deseos ni su capacidad de tomar decisiones para encontrar la mejor opción y evaluar los riesgos.

A su vez, esto condena a una persona, impidiéndole avanzar en la vida. (Internet)

Vigilar ‘con lupa' su vida online

Si los familiares y amigos pueden ver que el padre o la madre vigilan con excesivo celo las cuentas de su hijo en las redes sociales, puede ser que no exista suficiente confianza entre ambos.

Cuando una relación se basa en la confianza, esta se vuelve más sólida. Es mucho más importante inculcar las reglas del comportamiento en redes sociales, las habilidades para tomar decisiones a conciencia y estar informado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios