20 de Enero de 2018

Ciencia y Salud

Una niña vuelve a tener rostro tras terrible accidente

La microcirugía hizo posible que en la cara de Meredith queden pocas cicatrices.

Médicos del Issste y el Hospital General de México lograron reconstruir el rostro de una niña de seis años, que sufrió un severo accidente en carretera. (Archivo/Notimex)
Médicos del Issste y el Hospital General de México lograron reconstruir el rostro de una niña de seis años, que sufrió un severo accidente en carretera. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Una niña vuelve a tener rostro tras terrible accidenteCompartir en Twiiter Una niña vuelve a tener rostro tras terrible accidente

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Meredith, una niña de seis años, fue reconstruida de casi la mitad de la cara, luego de haber sufrido un accidente automovilístico en el que salió disparada desde el asiento trasero hasta un muro de contención.

La parte izquierda del rostro que abarca desde la parte del ojo hasta la mejilla izquierda no muestra cicatriz debido al trabajo de microcirugía realizado por cirujanos plásticos del Issste y del Hospital General.

A un año del accidente Meredith dijo a Notimex: “me siento bien y me gusta estudiar”, para después correr por el salón del hotel donde se llevó a cabo una conferencia de prensa.

Miriam Lizbeth Cruz, madre de la niña, indicó que mientras conducía sobre la carretera México-Michoacán las luces de otro carro la deslumbraron, situación que la descontroló e hizo que el vehículo se impactara con el muro de contención.

“Meredith venía dormida, salió volando y su carita y cabeza fueron las que recibieron el golpe”. Entre lágrimas en los ojos agregó: “aquí está mi niña, está bien, tiene una cara y, sobre todo, pues es un niña segura”.

Excelente avance

Con 95 por ciento de recuperación, la sonrisa de la pequeña sólo muestra la secuela con dos tonos más oscuros en la mitad de su rostro, luego de que la piel recuperada le fuera extraída de una pierna.  

“Aquí lo que observamos es que la piel está un poquitito más oscura y eso es una reacción normal de los tejidos cuando se realiza el traslado de un lugar a otro”, explicó Elizabeth Rodríguez Rojas, Jefa del Servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva en el Hospital López Mateos del Issste.

“Tiene una excelente cubierta, es una piel perfecta y los ojitos no tienen ningún problema para cerrarse aunque al principio habíamos creído que se iba a perder el ojito izquierdo”, agregó.

El costo del procedimiento tuvo un valor aproximado de cinco millones de pesos, que abarcó tres operaciones que incluyeron cortes de piel, músculo, arterias y venas, así como la reconstrucción externa de mejilla y párpado a través de microcirugía.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios