19 de Junio de 2019

Ciencia y Salud

¿Botella o lata? Así cambia el sabor de tu bebida favorita

Es probable que tengas preferencia por alguna de las presentaciones, aquí te decimos por qué.

Las bebidas saben diferente según el recipiente en el que sean comercializadas. (Pixabay)
Las bebidas saben diferente según el recipiente en el que sean comercializadas. (Pixabay)
Compartir en Facebook ¿Botella o lata? Así cambia el sabor de tu bebida favoritaCompartir en Twiiter ¿Botella o lata? Así cambia el sabor de tu bebida favorita

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de los esfuerzos de las empresas que fabrican bebidas para que sus productos conserven su sabor original a pesar del recipiente en el que sean comercializadas, tomar un refresco en botella de vidrio, plástico o aluminio sí cambia la experiencia. Pero, ¿es un tema de percepción o en realidad el sabor es diferente?

De acuerdo a un artículo de la química en alimentos Sara Risch, publicado en Popular Science, es posible que el sabor efectivamente sea distinto. Esto porque los materiales de los empaques reaccionan distinto con la bebida, informa el portal Food&Wine.

También te puede interesar:  Refrescos de cola pueden causar Alzheimer

Por ejemplo, el polímero que recubre las latas de aluminio puede absorber pequeñas cantidades del sabor soluble en el refresco, este recubrimiento es para evitar que el metal contamine a la bebida.

Aún así la lengua es muy sensible al sabor del metal y al abrir una lata es posible que el sabor a metal esté más presente.

En el lado opuesto de la balanza, la botellas de PET contienen bisfenol que puede mezclarse con el líquido, aunque esta contaminación es mínima ya que es regulada por el gobierno, sí es suficiente para alterar el sabor.

En una nota de Business Insider, el miembro de la Asociación Estadounidense de Química, Rick Sachleben, explica que otro factor que altera el sabor de los refrescos es la carbonización ya que algunos materiales conservan mejor el CO2 que otros.

Tanto el vidrio como el metal tienen una estructura compacta por lo que se libera muy poco CO2 conservando la burbuja por más tiempo, mientras que el plástico deja que se permee más, así que la bebida se torna plana con mayor velocidad.

Otros factores que pueden alterar el sabor de la bebida: la temperatura y la luz.

La luz produce reacciones químicas en algunos elementos de la bebida y muchos de sus compuestos de sabor son moléculas sutiles, entonces la exposición prolongada a la luz altera su sabor.

También es más fácil que percibas las diferencias en el sabor si consumes refrescos con regularidad. Pero como todo, al final del día no existe un empaque mejor que otro, solo es una cuestión de gusto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name