17 de Octubre de 2018

Ciencia y Salud

¡Hey 'gruñón'! Dormir mal te pone de mal humor

Consejos para descansar por la noche y comenzar el día con alegría.

Además de tener mal humor todo el día, la falta de sueño puede afectar a tu salud de otras maneras. (Foto: Contexto)
Además de tener mal humor todo el día, la falta de sueño puede afectar a tu salud de otras maneras. (Foto: Contexto)
Compartir en Facebook ¡Hey 'gruñón'! Dormir mal te pone de mal humorCompartir en Twiiter ¡Hey 'gruñón'! Dormir mal te pone de mal humor

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Dormir menos de siete horas al día puede tener graves consecuencias para tu salud, desde problemas de hipertensión y sobrepeso, hasta pasar todo el día con mal humor, por eso especialistas recomiendan tomar algunas previsiones para ayudarte a alejar el insomnio.

De acuerdo al portal E-consulta, el doctor Javier Sánchez, experto médico de Cinfa, contó al periódico abc.es que el descanso nocturno es una necesidad biológica de nuestro organismo, una de las inversiones más rentables en salud, ya que nos permite restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales para un pleno rendimiento y bienestar.

También te puede interesar: ¿Estás embarazada? Aquí te decimos cómo dormir cómodamente

“Por el contrario, no descansar las horas suficientes puede conllevar una menor productividad en el trabajo, fallos de memoria y de razonamiento, peor humor, irritabilidad o ansiedad e, incluso, aumenta el riesgo de accidentes de tráfico, domésticos y laborales”, advirtió el especialista.

El experto dijo que una de las causas más frecuentes del insomnio “son las alteraciones emocionales, acompañadas de sentimientos de angustia y preocupación, así como enfermedades psiquiátricas como la ansiedad o la depresión. También puede estar relacionado con trastornos físicos que produzcan dolor, picores o escozor”.

Para que podamos luchar contra el insomnio, aquí unas recomendaciones publicadas por el medio español.

1 Establece un horario de sueño regular.- Intenta acostarte y levantarte cada día a la misma hora y sigue el ritmo de sueño que te marca el organismo. Además, no es recomendable que se permanezca en la cama fuera de los períodos de sueño.

2 Atención a los factores ambientales.- Mantén el dormitorio oscuro, tranquilo, bien ventilado y con una temperatura ambiental confortable a lo largo de la noche. Intenta evitar cualquier estimulación sonora que pueda fracturar la continuidad del sueño. Así, no olvides apagar o silenciar el móvil.

3 Mantén la cama en buenas condiciones.- Es importante que tu colchón no sea ni demasiado blando ni demasiado duro. La almohada ha de tener la densidad y la altura adecuadas para ti. Usa la cama para dormir y no para leer, ver la televisión o trabajar.

4 Regula los horarios de las comidas.- Sobre todo, no comas ni bebas grandes cantidades durante las tres horas previas a irte a la cama, ya que las comidas copiosas producen digestiones pesadas que interfieren con el sueño. Evita las siestas largas durante el día. Las siestas cortas poseen beneficios cardiovasculares y mentales. 

5 Ve a la cama en cuanto tengas sueño.- No es aconsejable dejarse vencer por el sueño viendo la tele en el salón, ya que luego resulta más difícil volver a dormirse en la cama.

6 Realiza ejercicio físico.- A ser posible, entre treinta y cuarenta minutos todos los días. No obstante, no es recomendable realizar actividad física entre cuatro y seis horas antes de acostarse, debido a su efecto excitante.

7 Establece un ritual relajante para ir a dormir.- Puede ayudarte a liberar tensiones realizar alguna actividad relajante media hora antes de acostarte, como leer algo ligero, escuchar música suave, practicar ejercicios de relajación o tomar un baño o una ducha. 

8 Lleva un estilo de vida saludable.- La alimentación equilibrada y el deporte deben acompañarse de otros hábitos como eliminar el consumo de tabaco. Especialmente en la última franja de la tarde se debe reducir la toma de bebidas alcohólicas o sustancias estimulantes como el café o el chocolate.

9 Utiliza soluciones nutricionales.- El empleo de complementos alimenticios puede ser adecuado en algunos casos: los aportes de melatonina ayudan a disminuir el tiempo necesario para conciliar el sueño, y los de valeriana, contribuyen al mantenimiento y la calidad del sueño.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios