22 de Septiembre de 2018

Ciencia y Salud

¿Te has sentido mal después de tomar vitaminas? Esta es la razón

Algunas investigaciones pueden provocar efectos secundarios.

Las pastillas con demasiado hierro (es el caso de las vitaminas prenatales) o los propios suplementos de hierro pueden provocar náuseas. (Foto: FIZKES VIA GETTY IMAGES)
Las pastillas con demasiado hierro (es el caso de las vitaminas prenatales) o los propios suplementos de hierro pueden provocar náuseas. (Foto: FIZKES VIA GETTY IMAGES)
Compartir en Facebook ¿Te has sentido mal después de tomar vitaminas? Esta es la razónCompartir en Twiiter ¿Te has sentido mal después de tomar vitaminas? Esta es la razón

Agencia
Ciudad de México.- Una pastilla multivitamínica diaria puede darte esa energía extra que necesitas, pero si alguna vez te has sentido mal justo después de tomarte una, sabrás lo desagradable que puede llegar a ser.

Algunas pastillas de vitaminas pueden provocar problemas gastrointestinales, asegura el doctor David Poppers, gastroenterólogo en el centro médico Langone de la Universidad de Nueva York. No resulta infrecuente que los pacientes acudan con dolor abdominal, malestar general, náuseas o diarrea.

También te puede interesar: Dosis altas de vitamina B pueden causar cáncer de pulmón en hombres

Al tomar pastillas de vitaminas, hay varios factores que pueden contribuir a provocar estos problemas:

Las vitaminas que son más ácidas en estado natural (como la vitamina C y la B9) pueden causar náuseas si se toman con el estómago vacío, según advierte el doctor David Poppers.

"Al ingerir pastillas de vitaminas con un pequeño aperitivo, cuentas con un pequeño efecto de protección"

"Al ingerir pastillas de vitaminas con un pequeño aperitivo, cuentas con un pequeño efecto de protección", explica, y añade que algunos nutrientes se absorben mejor con algo de comida. Sin embargo, también hay nutrientes que se aprovechan mejor por sí solos.

"Las vitaminas liposolubles, como la A, D, E y K, a diferencia de otras, quizás se absorban mejor si van sueltos", señala.

Te has tomado una pastilla con demasiado hierro

Las pastillas con demasiado hierro (es el caso de las vitaminas prenatales) o los propios suplementos de hierro pueden provocar náuseas, según apunta el especialista Donald Hensrud, director médico del Programa para una Vida Saludable de la Clínica Mayo. Esto es aún más cierto si te tomas la pastilla entre horas.

"Es caso del hierro es interesante porque se absorbe mejor con el estómago vacío, pero es muy complicado de tomar así por las náuseas que provoca. El consejo que le doy a la gente es que es mejor tomárselo con algo de comida que intentar tomarlo con el estómago vacío, sentirse mal después y decidir por eso dejar de tomarlo. Puede que la absorción se retrase con algo de comida, pero mejor eso que nada".

"Las vitaminas son como los medicamentos en el sentido de que pueden interactuar entre sí. Es muy importante comprobar con un médico que las combinaciones que te vayas a tomar no tengan ninguna interacción peligrosa", explica Donald Hensrud.

Algunas investigaciones sugieren que las pastillas multivitamínicas pueden provocar efectos secundarios si se toman cuando hay un elevado nivel de estrógeno en el organismo, como les sucede a las mujeres que toman la píldora anticonceptiva. Revisa con tu médico todos los medicamentos que tomas, incluidos los suplementos alimentarios.

Te has tomado la pastilla a una hora inapropiada

"Es importante comentar con un experto los mejores horarios para tomarse estas pastillas, ya que pueden complementarse o interferir mutuamente en su absorción", advierte David Poppers.

Por ejemplo, el hierro se absorbe mejor junto con la vitamina C, según explica el doctor Poppers. En cambio, tomar hierro con calcio puede provocar el efecto contrario.

La etiqueta o el prospecto de las vitaminas deberían incorporar las indicaciones necesarias para tomarlas, además de informarte de los ingredientes, su elaboración y el valor diario recomendado de cada nutriente. No está de más echarle un ojo por si encuentras algo importante que debas tener en cuenta antes de tomarte las pastillas.

Tanto David Poppers como Donald Hensrud insisten en la necesidad de hablar con un médico antes de empezar una rutina diaria de suplementos vitamínicos y, en caso de notar cualquier síntoma negativo, acudir de nuevo. Normalmente se le recomienda a la gente que obtenga el valor diario recomendado de sus nutrientes a través de una dieta adecuada, ya que, salvo deficiencias alimentarias, no suelen ser necesarios los suplementos, aclara Hensrud.

Poppers también recuerda que con un sencillo análisis de sangre los médicos pueden detectar si tienes alguna deficiencia alimentaria y, a raíz de eso, recomendarte el mejor tratamiento. "Como la mayoría de los asuntos relacionados con la salud, tomar vitaminas puede ser muy complejo", concluye.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios