23 de Octubre de 2018

Ciencia y Salud

Síntomas de autismo desaparecen con los años

Se analizó a 34 jóvenes de 18 a 21 años a quienes se les detectó la enfermedad en la infancia y al crecer carecían de indicios del síndrome.

Los autistas se caracterizan por tener problemas de socialización. (Agencias)
Los autistas se caracterizan por tener problemas de socialización. (Agencias)
Compartir en Facebook Síntomas de autismo desaparecen con los añosCompartir en Twiiter Síntomas de autismo desaparecen con los años

Agencias
WASHINGTON, EU.- Un grupo de científicos estadunidenses realizó un estudio en el cual pudieron comprobar que los síntomas que caracterizan al autismo, detectado en edades tempranas, suelen desaparecer por completo con el paso del tiempo y que incluso al llegar a la juventud quienes habían sido diagnosticados con la enfermedad tenían una vida totalmente normal, por lo que se resaltó la importancia del hallazgo que impulsará a nuevas investigaciones que aclaren el mecanismo del padecimiento.

“Aunque el autismo persiste generalmente toda la vida, el descubrimiento permite pensar que este síndrome podría experimentar evoluciones muy diversas”, subrayó Thomas Insel, director del Instituto Estadunidense de Salud Mental (NIMH, por su sigla en inglés), encargada de financiar los trabajos, informan las agencias AFP y BBC.

El estudio fue dirigido por la doctora Deborah Fein, de la Universidad de Connecticut, quien analizó a 34 jóvenes de entre 18 y 21 años que habían sido diagnosticados con autismo a muy tempranas edades y que, con el paso del tiempo, vivían de manera totalmente normal.

Estos jóvenes ya no tenían problemas de expresión, de comunicación, de reconocimiento de los rostros o para socializar, todos estos son síntomas característicos del autismo.

La investigación, publicada en la revista Child Psychology and Psychiatry, se centró en saber si el primer diagnóstico de autismo era suficientemente exacto y si los síntomas efectivamente habían desaparecido.

La respuesta fue afirmativa en algunos casos, señaló el doctor Insel.

Los resultados de este estudio conducen a pensar que las dificultades de socialización de estos niños eran más ligeras, aunque sufrieran de problemas de comunicación y movimientos repetitivos tan severos como los demás autistas.

Para la evaluación mental de estos 34 sujetos de estudio, los investigadores utilizaron tests cognitivos y de observación común, así como cuestionarios enviados a sus padres.

Para formar parte del estudio, los jóvenes debían estar en cursos normales en el liceo o la universidad y no beneficiarse de ningún servicio especial para autistas.

No obstante, la investigación no fue capaz de determinar la proporción de niños diagnosticados con autismo en quienes lograron desaparecer los síntomas con el paso del tiempo.

“Todos los niños autistas son capaces de progresar con las terapias intensivas. Pero en el estado actual de nuestros conocimientos, la mayoría no llegan a hacer desaparecer los síntomas”, subrayó el doctor Fein, quien espera que nuevas investigaciones ayuden a comprender mejor los mecanismos de esta enfermedad.

Las hipótesis

Los investigadores dicen que hay una serie de posibles explicaciones para sus resultados.

Puede ser que algunos niños realmente sean capaces de superar la enfermedad o tal vez pueden compensar las dificultades relacionadas con el autismo.

El doctor Thomas Insel, director del Instituto Nacional de Salud Mental, dijo: “aunque el diagnóstico de autismo usualmente no se pierde con el tiempo, los hallazgos sugieren que existe una amplia gama de resultados posibles (…) Los informes posteriores de este estudio deberían decirnos más acerca de la naturaleza del autismo, el papel de la terapia y otros factores en el resultado a largo plazo para estos niños”.

La doctora Judith Gould, de la Sociedad Nacional Autística de Reino Unido, tiene otra opinión: “El autismo es una discapacidad de por vida que afecta la forma en que las personas se comunican e interactúan con los demás (…) Este estudio está analizando una pequeña muestra de personas con autismo de alto funcionamiento y exhortamos a la gente a no sacar conclusiones apresuradas acerca de la naturaleza y complejidad del autismo, así como su duración”.

Gould señaló que “con terapia intensiva y apoyo, es posible que un pequeño subgrupo de individuos con autismo de alto funcionamiento logren aprender conductas de afrontamiento y estrategias que ‘enmascaren’ su enfermedad subyacente y cambiar su puntuación en las pruebas de diagnóstico que se utilizaron para determinar el trastorno en esta investigación”.

Según la experta, la obtención de un diagnóstico es vital para los niños con autismo y sus familias, y el reconocimiento de la enfermedad a menudo ayuda a los padres a entender mejor a sus hijos y a apoyarlos para alcanzar su máximo potencial.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios