20 de Noviembre de 2018

Ciencia y Salud

¡No es broma! Sobrepeso ayuda a sobrevivir de una infección

Este descubrimiento fue expuesto en el Congreso Europeo sobre Obesidad.

Existe una minoría de situaciones en las que ser obeso puede resultar beneficioso para el paciente. (Vanguardia MX)
Existe una minoría de situaciones en las que ser obeso puede resultar beneficioso para el paciente. (Vanguardia MX)
Compartir en Facebook ¡No es broma! Sobrepeso ayuda a sobrevivir de una infecciónCompartir en Twiiter ¡No es broma! Sobrepeso ayuda a sobrevivir de una infección

Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Los pacientes con sobrepeso tienen más posibilidades de sobrevivir a una infección.

Tener sobrepeso puede acortarte la vida, ya que la obesidad está relacionada con numerosas patologías. Pese a ello, en algunas situaciones, los pacientes obesos tienen ventajas sobre los que presentan un peso bajo o normal, según un nuevo estudio realizado en la Unión Europea (UE), informó Vanguardia MX.

Y es que un informe presentado en el Congreso Europeo sobre la Obesidad muestra que los pacientes con más peso tienen el doble de posibilidades de sobrevivir a una infección una vez admitidos en el hospital.

También te puede interesar: El té verde ayuda a prevenir enfermedades cardíacas

La investigación, para la que se analizaron los casos de 18 mil personas ingresadas en centros hospitalarios de Dinamarca con enfermedades infecciosas, concluyó que las personas con sobrepeso tenían 40% menos probabilidades de morir.

Y esa cifra aumentaba hasta 50% menos en el caso de que los pacientes fueran obesos. No obstante, todos los expertos coinciden en que, en general, la obesidad contribuye a una peor calidad de vida. 

¿Cuál es la razón? Simplemente que las personas obesas suelen ser más propensas a sufrir complicaciones médicas y desarrollar enfermedades cardíacas. La obesidad también está relacionada con por lo menos 12 formas diferentes de cáncer.

Y sin embargo, hay situaciones en las que ser obeso puede resultar beneficioso para el paciente.

Veamos por qué

Hay dos razones que explican por qué las personas obesas podrían ser más propensas a sobrevivir a enfermedades infecciosas.

La primera de ellas es que la obesidad causa inflamación crónica en el organismo, lo que provoca una fuerte respuesta por parte del sistema inmune, que protege al cuerpo de las infecciones. Esto a su vez podría ayudar a las personas con sobrepeso a recuperarse más rápido de una infección, ya que un sistema inmune activo lucha mejor contra las infecciones.

La segunda razón es que las personas con más peso suelen tener más reservas de energía, lo que resulta muy conveniente a la hora de combatir una enfermedad, sobre todo aquellas que son muy debilitantes.

Ayuda contra la neumonía

En el último Congreso Europeo sobre la Obesidad también se presentó un estudio realizado en Estados Unidos entre 2013 y 2014 que muestra que los pacientes con sobrepeso ingresados a los hospitales por neumonía tenían 20 % más de posibilidades de sobrevivir a esa enfermedad.

Y los pacientes con sobrepso y obesidad tenían hasta 30% más de posibilidades de salir del hospital con vida que las personas de peso regular o de bajo peso.

El sobrepeso también ayuda en casos de septicemia (envenenamiento de la sangre): según datos de Estados Unidos los pacientes obesos tenían un 22% menos de probabilidades de morir en estos casos, gracias a que contaban con una condición física más resistente a las infecciones.

Un fenómeno conocido

La ‘paradoja de la obesidad’ es un fenómeno bastante conocido en el ámbito de la comunidad médica.

Según datos de la Fundación Británica de la Salud, en Reino Unido, los pacientes con sobrepeso u obesidad tienen menos probabilidades de morir en el hospital después de una operación cardíaca que aquellos que tienen un peso saludable.

La  ‘paradoja de la obesidad’ podría explicarse en parte debido al ‘Índice de Masa Corporal’ (IMC) un indicador del contenido de grasa del cuerpo.

Según explicaron varios expertos, el ‘Índice de Masa Corporal’ (IMC) no diferencia entre la masa muscular (la ‘masa corporal magra’) y la ‘masa grasosa’, por lo que personas altas y musculosas suelen tener un índice de IMC alto, lo que significa mejor protección contra los ingresos hospitalarios.

No obstante, la comunidad médica señala que la grasa, sobre todo la que se encuentra alrededor del vientre, es muy perjudicial para la salud.

Lo que pone en duda hasta qué punto la paradoja de la obesidad es real o no.

Por lo tanto, vigilar el sobrepeso, sobre todo alrededor de la cintura, sigue siendo esencial como indicador de una vida saludable.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios