18 de Diciembre de 2018

Ciencia y Salud

Alterar el reloj biológico atenta contra la salud

Reducir horas de sueño puede llevar a 'serios problemas de salud' como el cáncer, la diabetes, infecciones y obesidad.

Los científicos sugiere que la tecnología moderna está reduciendo las horas de sueño en las personas. (ShutterStock)
Los científicos sugiere que la tecnología moderna está reduciendo las horas de sueño en las personas. (ShutterStock)
Compartir en Facebook Alterar el <i>reloj biológico</i> atenta contra la saludCompartir en Twiiter Alterar el <i>reloj biológico</i> atenta contra la salud

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- La sociedad se ha vuelto "extremadamente arrogante" al ignorar la importancia del sueño para la salud humana, de acuerdo a sendas investigaciones de expertos de las universidades de Oxford, Cambridge, Harvard, Manchester y Surrey.

Los científicos advirtieron que reducir horas de sueño puede llevar a "serios problemas de salud" como el cáncer, la diabetes, infecciones y la obesidad, y por ello los gobiernos deben tomar el problema "con seriedad".

De acuerdo a los especialistas, el reloj interno en las personas marca cambios importantes en el cuerpo humano, ya que puede alterar la vigilancia, el humor, la vitalidad física e incluso el riesgo de padecer ataques cardíacos.

Dicho reloj tiene evolucionó de cuando los ancestros de los humanos eran activos durante el día y descansaban de noche, según publica el sitio web ansa.it.

Pero los científicos advirtieron que muchos factores de la vida moderna y una sociedad alerta las 24 horas al día implican que las personas viven "en contra de su reloj interno", con consecuencias muy dañinas para la salud y el bienestar.

El profesor Russell Foster, de la Universidad de Oxford, declaró que las personas duermen en promedio entre una y dos horas menos que hace 60 años.

El 10 por ciento del ADN humano posee un patrón de actividad de 24 horas, que está detrás de todos los cambios de comportamiento y psicológicos del cuerpo

"Somos una especie extremadamente arrogante, sentimos que podemos abandonar cuatro mil millones de años de evolución e ignorar el hecho de que hemos evolucionado bajo un ciclo de luz y oscuridad", afirmó el experto.

"Lo que estamos haciendo como especie, y tal vez seamos los únicos, es ignorar nuestro reloj interno. Y actuar contra ese reloj a largo plazo puede llevar a serios problemas de salud", continuó.

Según Foster, el problema está afectando ahora a toda la sociedad, y no sólo a los trabajadores por turnos.

En ese sentido, aclaró que la falta de sueño se ve principalmente en los adolescentes y agregó que ha conocido niños que duermen al tomar somníferos de sus padres por la tarde y luego consumir bebidas energizantes en la mañana.

La evidencia de los científicos sugiere que la tecnología moderna está reduciendo las horas de sueño en las personas, haciéndolos ir a dormir más tarde.

"La luz es el sincronizador más poderoso del reloj biológico interno de las personas", explicó el profesor Charles Czeisler, de la Universidad de Harvard University, al programa de investigación de la BBC "Day of the Body Clock" (El día del reloj biológico).

Czeisler indicó que las lámparas fluorescentes compactas de menor consumo energético, como también los teléfonos celulares inteligentes, las tablets y ordenadores poseen altos niveles de luz, que terminan siendo "la excusa perfecta" para interrumpir el reloj biológico.

"La exposición a la luz, especialmente luz azulada durante plazos cortos en la noche, reseteará nuestros ritmos internos para ir a dormir más tarde, retrasando la liberación de melatonina, -las hormonas que promueven el sueño-, y dificultando levantarse por la mañana", destacó el especialista.

"Nos preocupa mucho que estemos expuestos a mucha más luz, a dormir menos y como consecuencia, a sufrir de muchas enfermedades crónicas", señaló.

Según evidencia científica, el 10 por ciento del ADN humano posee un patrón de actividad de 24 horas, que está detrás de todos los cambios de comportamiento y psicológicos del cuerpo.

Pero los estudios han demostrado que esos ritmos pueden ser perturbados por períodos cortos de sueño o trabajos por turno en la noche.

El doctor Simon Archer, que encabezó las investigaciones al respecto en la Universidad de Surrey, dijo que estas tendencias tienen un "enorme impacto" en la salud humana, especialmente por enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad y cáncer.

Por ello, los especialistas recomendaron "vivir más rítmicamente, a tono con el medio ambiente y no exponerse a demasiada luz brillante antes de ir a dormir porque de otro modo afectará el reloj interno y el sueño". 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios