23 de Septiembre de 2018

Ciencia y Salud

Encuentro de 45 minutos con la muerte

El estadunidense Tony Yahle 'resucitó' tres cuartos de hora después de ser declarado muerto por un paro cardíaco.

El "milagro" sucedió cuando la familia volvió a reunirse. El enfermo abrió los ojos e incluso pudo hablar. (Archivo SIPSE)
El "milagro" sucedió cuando la familia volvió a reunirse. El enfermo abrió los ojos e incluso pudo hablar. (Archivo SIPSE)
Compartir en Facebook Encuentro de 45 minutos con la muerteCompartir en Twiiter Encuentro de 45 minutos con la muerte

Agencias
OHIO, E.U.- Tony Yahle, un mecánico del estado de Ohio, de 38 años, fue declarado muerto tras sufrir un paro cardíaco en su domicilio. 45 minutos después, cuando la familia se estaba reuniendo alrededor de su cuerpo en el hospital, el hombre volvió a la vida, según publicó el sitio web de RT.

(Ayer publicamos un caso sin precedente en la ciencia médica, cuando una mujer fue resucitada con un nuevo dispositivo, tras permanecer más de 40 minutos prácticamente muerta.)

Primero el monitor cardiaco mostró una actividad cardíaca irregular y luego llegó la normalidad. Todos los intentos de reanimarlo previos a ese momento fracasaron tanto en la casa como en la unidad de cuidados intensivos del centro médico de la Universidad de Ohio.  Por eso ahora los médicos y los familiares son unánimes en admitir que fueron testigos de "un milagro".

"En los últimos 20 años nunca he visto que alguien a quien hayamos declarado muerto haya vuelto… nunca lo he visto", dijo el cardiólogo Raja Nazir, que quedó atónito después del suceso. Para los doctores es también "inexplicable" la causa del repentino problema cardíaco que sufrió el paciente en su dormitorio a las 4:00 de la madrugada.

Lo que une a los familiares que estaban al lado de Tony Yahle en el momento más difícil es que en ningún momento perdieron la esperanza. Así lo confiesa su mujer, Melissa, y también su hijo Lawrence, de 17 años, quien describió a los medios de comunicación locales el momento cuando bajó la escalera de su casa para ver a su padre sin señales de vida:

"Fijé mi mirada en él y dije: Padre, tu no vas a morir hoy". El adolescente permaneció junto al cuerpo pocos segundos después de que la madre dejara sus intentos de reanimarlo. Estaba a punto de salir para reunirse con otros miembros de la familia cuando sintió algo inesperado: "Volví de la desesperación a la esperanza en un instante". 

Los parientes avisaron a los servicios sanitarios y el hombre fue trasladado al servicio de urgencia en un helicóptero. Fue atendido allí por cinco médicos, todo en vano.

El "milagro" sucedió cuando la familia volvió a reunirse. El enfermo abrió los ojos e incluso pudo hablar. La experiencia única, de la que salió sano y salvo, no afectó de ningún modo a su memoria ni tampoco a su estado físico.  El cerebro y los otros órganos funcionaban con normalidad.

Yahl ha sido dado de alta con un desfibrilador en el pecho, que los médicos le instalaron por precaución. Sin embargo, espera incluso poder regresar al trabajo el próximo lunes. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios