20 de Septiembre de 2018

Deportes

A Holyfield quería matarlo: Tyson

El exboxeador norteamericano revela pasajes oscuros de su vida en su libro autobiográfico.

Tyson (d) asegura que la adrenalina y la furia fueron su perdición en la pelea contra Holyfield en 1987.
(thesun.co.uk)
Tyson (d) asegura que la adrenalina y la furia fueron su perdición en la pelea contra Holyfield en 1987. (thesun.co.uk)
Compartir en Facebook A Holyfield quería matarlo: TysonCompartir en Twiiter A Holyfield quería matarlo: Tyson

Agencias
SYDNEY, Australia.- "Lo quería matar, estaba fuera de mí", confesó Mike Tyson en un libro autobiográfico, sobre su célebre mordiscón a Evander Holyfield, el 28 de junio de 1997 en Las Vegas, por el título mundial de los pesos completos.

"Al inicio de la pelea estaba tranquilo y confiado, pero cuando vi que Evander comenzaba a darme cabezazos comprendí que esa era su estrategia", inicia Tyson su relato en el libro "Undisputed Truth: My autobiography" (Verdad Indiscutible: Mi autobiografía), dio a conocer ansalatina.com. 

"Lo hizo otra vez en el segundo round y me abrió el arco superciliar, pero el árbitro dijo que fue un accidente mientras mi rabia crecía...Cuando comenzó el tercero estaba furioso, tan fuera de mí que salí del rincón sin el protector", sigue Tyson, según el adelanto difundido este miércoles por el diario australiano Sydney Daily Telegraph.
 
"Lo golpeé dos veces, el público se inflamó y en ese momento Evander me dio otro cabezazo. Comenzaba a cansarme, pero se juntaron la rabia y la adrenalina. Sólo quería matarlo. Sus cabezazos seguían y yo enfurecía". 

"Era -siguió Tyson- como un soldado indisciplinado, perdí el control, así lo mordí. Quedó en mi boca un pedazo de su oreja y lo escupí al ring, luego intentaron reimplantárselo, pero sin éxito". Tyson cuenta luego que recuerda poco de cómo siguió la pelea, pero que, luego de un nuevo cabezazo, mordió de vuelta la oreja de Holyfield y el árbitro Mills Lane lo descalificó.

Descalificación

"Cuando anunciaron mi descalificación por el altavoz me acerqué al rincón de Holyfield para destruírlo a él y a sus acompañantes. Eran como 50 personas. Intenté liberarme de los agentes que me frenaban", continuó Tyson.

En el público, que estaba descontrolado, "alguien arrojó hasta una cabeza de pez, agredieron a la gente de seguridad. Finalmente volví a casa con la gente a la salida que me gritaba. Fumé marihuana y bebí licor antes de irme a dormir, mientras afuera había una pelea gigantesca". 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios