20 de Septiembre de 2018

Deportes

Así es la Copa Libertadores

Tijuana no pudo sacar ventaja en su partido como local ante Palmeiras y tendrá que definir todo en la vuelta.

El delantero colombiano de Tijuana, Duvier Riascos se lamenta una oportunidad. (EFE)
El delantero colombiano de Tijuana, Duvier Riascos se lamenta una oportunidad. (EFE)
Compartir en Facebook Así es la Copa LibertadoresCompartir en Twiiter Así es la Copa Libertadores

Agencias
TIJUANA, Baja California.- La apuesta de Tijuana está a nada de convertirse en un fracaso. El equipo fronterizo derrochó su juego como local ante el Palmeiras de Brasil, en la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, y no le queda más que ganar o empatar por uno o más goles en la vuelta para no lamentarse por el 0-0 que firmó anoche en su estadio.

El Xolos de ayer fue el mismo de las últimas jornadas del Clausura 2013: falto de contundencia y con poca intensidad. Sin darse cuenta, Mohamed metió a su equipo en una inercia negativa al botar la Liga en los últimos juegos, en los que arrastró su prestigio de campeón en aras de brillar en el certamen continental. Hoy, esa decisión está más cerca del error que del acierto.

Anoche quedó claro que la Libertadores es un torneo con un matiz peculiar, uno que parece incomprensible aún para el futbol mexicano. Si hace unos meses Xolos se perfilaba como un candidato sólido, ayer las luces de alarma se encendieron al observar cómo un Palmeiras con mucho oficio se metía al Caliente para sacar un 0-0 que le da la batuta para la vuelta, según publicó Milenio.

En los primeros minutos el equipo brasileño se plantó mejor, rodó la pelota con criterio en la cancha de pasto sintético y tuvo sus aproximaciones en la portería de Cirilo Saucedo, aunque ninguna de un peligro extraordinario.

Fue hasta después de la media hora cuando Xolos empezó a reaccionar. En un tiro libre, Fernando Arce sacó un disparo que obligó la atajada providencial de Bruno. El aviso sirvió para despabilar a todos, incluyendo jugadores y público.

Al 37’, Alfredo Moreno tuvo la primera en un tiro que se fue desviado; sin embargo, al minuto 43 vino la mejor llegada del juego, en una combinación que dejó solo al Chango frente a Bruno, pero conectó mal la pelota y ésta salió volando, muy arriba de la portería brasileña.

En el segundo tiempo, Xolos salió con más iniciativa, pero con nulo criterio. Todo el oficio del que hizo gala Tijuana en su temporada de campeón quedó minimizado ante la experiencia de un conjunto brasileño que es un clásico de este torneo.

Solo al 67’ Duvier Riascos se animó a disparar de media distancia, un fuerte zurdazo que obligó a la estirada de Bruno para que no se moviera el marcador.

Al final los brasileños se salieron con la suya. Le mostraron a Tijuana de qué se trata la Libertadores, donde no importa lo hecho en la primera fase, ya que en los juegos que son a matar o morir el oficio tiene que relucir.

El 14 de mayo, Xolos tendrá la oportunidad para redimirse y mostrar el porqué muchos, por su estilo, lo catalogan como el conjunto más sudamericano en México. Mohamed y sus muchachos tendrán la cita histórica para demostrar que su apuesta por el torneo continental fue la acertada y evitar que se convierta en un sonoro fracaso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios