24 de Septiembre de 2018

Deportes

Anotan mexicanos del PSV, pero avanza el Atlético

Andrés Guardado y Héctor Moreno convirtieron, pero su equipo cayó tras el 0-0 global; Manchester City, el otro calificado.

Filipe Luiz (rojiblanco-i) y Andrés Guardado (c) anotaron por Atlético de Madrid y por el PSV, respectivamente, en la tanda de penales. Al final los colchoneros avanzaron a cuartos de final. (AP)
Filipe Luiz (rojiblanco-i) y Andrés Guardado (c) anotaron por Atlético de Madrid y por el PSV, respectivamente, en la tanda de penales. Al final los colchoneros avanzaron a cuartos de final. (AP)
Compartir en Facebook Anotan mexicanos del PSV, pero avanza el Atlético Compartir en Twiiter Anotan mexicanos del PSV, pero avanza el Atlético

EFE
MADRID, España.- El Atlético de Madrid consiguió este martes una agónica clasificación para los cuartos de final de la Liga de Campeones en la tanda de penaltis, al decimosexto lanzamiento, anotado por Juanfran Torres, el impulso definitivo para el pase del conjunto rojiblanco entre un sufrimiento tremendo (8-7).

Y de ahí al éxtasis en el Vicente Calderón, en un partido equilibrado, con el 0-0 inamovible en los 90 minutos de la ida y en los 120 de la vuelta, en la que el Atlético siempre jugó en el alambre, sobre todo la primera parte, desactivado por el PSV, mejoró en la segunda parte y encontró recompensa al esfuerzo al final.

Hasta ahora los equipos clasificados a cuartos de final son seis: Paris Saint Germain, Benfica, Wolfsburgo, Real Madrid, Atlético de Madrid, Manchester City, y este miércoles juegan Barza vs Arsenal y Bayern Munich vs Juventis los restantes partidos de vuelta.

Desde la puesta en escena del equipo visitante, un meticuloso plan de Phillip Cocu, con cambio de sistema, con acumulación de futbolistas por el medio, sin nervios, el conjunto holandés desdibujó al conjunto rojiblanco, desubicado, impreciso, a remolque en cada sector del campo, con balón y sin él. Superado.

Porque hasta en la intensidad y en la presión, dos cualidades en la que el equipo entrenado por Diego Simeone parece insuperable, sufrió el Atlético al inicio. Las manejó más y mejor su adversario durante todo el primer tramo del choque, un partido estresante para el conjunto rojiblanco, nada que ver con el encuentro que quería.

Ni fue el dueño de los espacios, una prioridad para el técnico argentino, ni de la posesión. Tampoco conectó en el centro del campo, apropiado por fuerza, colocación y precisión por su rival, más consistente y mejor situado en cada segunda jugada, ni fue ese bloque normalmente impenetrable cuando espera el ataque contrario.

Tampoco agobió a su contrincante en su área, salvo en el pasaje final rumbo al descanso, ni generó todo el caudal ofensivo que requiere un duelo con la obligación de marcar gol; sólo cuando encontró entre líneas al francés Antoine Griezmann, el protagonista de la única ocasión del Atlético en el toda la primera parte.

En el minuto 14, en una pase de Juanfran Torres al desmarque de Koke, que, de primeras, habilitó a Griezmann dentro del área. El remate del francés, al borde del área pequeña, lo repelió Jeroen Zoet. No tuvo más oportunidades del Atlético hasta el descanso. Tampoco el PSV, mejor en el medio y en su área que en la contraria.

Más que un aviso para el Atlético, replanteado tácticamente unas cuantas veces a lo largo del partido, del 4-4-2 al 4-1-4-1, al 4-3-3 y de vuelta al 4-4-2; resurgido en la recta final del primer tiempo, cuando se acercó a una versión más reconocible atrás, arriba, en presión y empuje, y de mejor aspecto en la reanudación.

El complemento

Un centro del belga Yannick Carrasco, un cabezazo del uruguayo José María Giménez y un tiro del argentino Augusto Fernández, desconocido en la primera parte, como todo el medio campo, como Gabi o como Saúl, deslizaron entones una reacción del equipo rojiblanco, que movió el banquillo. Se fue Augusto, entró Fernando Torres.

La irrupción del atacante madrileño, valiente y vertical, fue un impulso ofensivo inmediato para el Atlético, en un momento incierto, con más que un susto en su área, un disparo de Jurgen Locadia que entre Jan Oblak y el poste rechazaron fuera de la portería, en un vaivén sin pronóstico, sin posibilidad de intuir un ganador.

Entre la tensión del 0-0 y del reloj todo se detuvo en ataque hasta otra acción de Fernando Torres, el mejor por atrevimiento, por regate, por potencia y por intención del Atlético en toda la segunda parte. Su trallazo dentro del área chocó contra el poste. Había prórroga. Y sin Godín, lesionado y sustituido por Lucas Hernández.

Una prueba más de carácter para el Atlético, visiblemente desfondado, como su adversario, pero con la iniciativa, con un cabezazo de Lucas, con un tiro centrado de Griezmann y con tanto cansancio en las piernas que fue imposible evitar los penaltis. Al decimosexto, el marcado por Juanfran Torres, ganó el Atlético.

Ficha técnica:

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín (Lucas, m. 88), Filipe; Koke, Gabi, Augusto (Fernando Torres, m. 55), Saúl; Carrasco (Kranevitter, m. 74) y Griezmann.

PSV Eindhoven: Zoet; Bruma, Héctor Moreno, Isimat-Mirin; Arias, Propper, Guardado, Willems (Brenet, m. 74); Van Ginkel, Locadia (Lestienne, m. 86); y Luuk de Jong (Narsingh, m. 117).

Penaltis: 0-1: Van Ginkel, gol. 1-1: Griezmann, gol. 1-2: Guardado, gol. 2-2: Gabi, gol. 2-3: Propper, gol. 3-3: Koke, gol. 3-4: Bruma, gol. 4-4: Saúl, gol. 4-5: Héctor Moreno, gol. 5-5: Fernando Torres, gol. 5-6: Lestienne, gol. 6-6: Giménez, gol. 6-6: Giménez, gol. 6-7: Arias, gol. 7-7: Filipe Luis, gol. 7-7: Narsingh, al larguero. 8-7: Juanfran, gol.

Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra). Amonestó a los visitantes Locadia (m. 30), De Jong (m. 66), Guardado (m. 120) y Van Ginkel (m. 120).

Incidencias: partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Vicente Calderón ante 54,000 espectadores. 

Por primera vez, El City avanza a cuartos 

El Manchester City avanzó a los cuartos de final de la Liga de Campeones por primera vez, luego de igualar el martes 0-0 ante el Dínamo de Kiev, pero la clasificación tuvo un alto costo para el conjunto inglés, que perdió por lesiones a sus dos centrales, Vincent Kompany y el argentino Nicolás Otamendi.

"Fue el punto negativo del partido", reconoció el lateral argentino del City, Pablo Zabaleta.

Los "Citizens" se impusieron 3-1 en el marcador global, gracias a la victoria conseguida hace tres semanas en Kiev.

Las lesiones del belga Kompany y de Otamendi, ocurridas durante los primeros 23 minutos del encuentro, representaron los incidentes principales durante un encuentro soporífero en el Etihad Stadium. El City avanzó sin apuros pero también sin impresionar, informa The Associated Press.

"Jugamos con el resultado favorable, el esfuerzo fue un poco medido", justificó Zabaleta.

El Dínamo, que no llega a cuartos de final en este certamen desde 1999, apenas amenazó el arco local. El español Jesús Navas estrelló un balón en un poste, en lo que fue la mejor oportunidad del City durante el duelo.

Los dueños árabes del City obtuvieron otra recompensa tangible por el dinero que han inyectado al equipo desde 2008. Han cosechado dos trofeos nacionales, incluido un par de títulos de la Liga Premier. Pero el boleto a la ronda de los ocho mejores en la "Champions" se le había escapado al club en cinco temporadas, hasta ahora.

Sorteo

El City espera ahora los resultados del sorteo, que bien podría ponerle en el camino al Bayern Munich, el Real Madrid o el Barcelona, si es que el campeón defensor avanza el miércoles, como se espera. También el martes, el Atlético de Madrid selló su boleto, tras superar en penales al PSV de Holanda.

El City podría ser el único equipo inglés en los bombos el viernes, pero el técnico chileno Manuel Pellegrini tiene asuntos más urgentes que atender, pues el domingo se mide al Manchester United en la Premier.

"No podemos conformarnos solamente con eso. Vamos a una fase en la que vamos a enfrentar a equipos importantes", añadió Zabaleta.

Salvo por el argentino Sergio Agüero, el último jugador del que hubiera querido prescindir Pellegrini es de Kompany, dada su importancia para la estabilidad defensiva del equipo.

El central se lastimó aparentemente cuando trataba de recuperar el balón, presionado por un rival, apenas a los cinco minutos. De inmediato, envió el esférico fuera, hizo una señal hacia el banquillo y se desplomó

Se escuchó una exclamación desde el graderío, ante la posibilidad de que Kompany se ausente por otro periodo. Pellegrini dijo que el capitán se resintió de una lesión muscular en la pantorrilla, que podría marginarlo de las canchas durante lo que resta del mes.

Kompany se someterá a análisis en el próximo par de días para determinar la gravedad de la lesión.

Lesión recurrente

Es la 14ta ocasión que Kompany se lastima una pantorrilla desde 2008, cuando se incorporó al club inglés. En esta campaña, ha debido ausentarse ya por un mes y un semestre por problemas similares.

"Creo que él es muy fuerte mentalmente", dijo Pellegrini. "Es difícil aceptar esto, pero no se puede hacer nada".

Los problemas se agravaron cuando Otamendi pidió salir del terreno a los 23 minutos. Minutos antes, su rodilla chocó con la de Vitaliy Buyalskiy, y a partir de ese momento, el ex jugador de Vélez renqueó sobre el césped.

Pellegrini confió en que Otamendi se pierda sólo "un par de días".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios