24 de Mayo de 2018

Deportes

Con una camiseta de rugby, Mandela cambió a Sudáfrica

Más que una final de campeonato del mundo, fue el momento de definición de un país tras años de apartheid.

En esta imagen del 24 de junio de 1995, el presidente Nelson Mandela entrega la Copa del Mundo de Rugby a Francois Pienaar, capitán de la selección sudafricana, tras vencer a Nueva Zelanda. (Agencias)
En esta imagen del 24 de junio de 1995, el presidente Nelson Mandela entrega la Copa del Mundo de Rugby a Francois Pienaar, capitán de la selección sudafricana, tras vencer a Nueva Zelanda. (Agencias)
Compartir en Facebook Con una camiseta de rugby, Mandela cambió a SudáfricaCompartir en Twiiter Con una camiseta de rugby, Mandela cambió a Sudáfrica

Agencias
JOHANNESBURGO, Sudáfrica.- En medio de un brillante sol de invierno, salió al exuberante campo y se puso una gorra. Su camiseta de rugby, verde y de mangas largas, estaba abotonada hasta el cuello con un estilo propio y en la espalda tenía un número 6 de color dorado.

En cuestión de segundos, los cánticos de los aficionados inundaron el estadio Ellis Park, en el corazón de Johannesburgo: "¡Nelson! ¡Nelson! ¡Nelson!".

Nelson Mandela, el primer presidente negro de Sudáfrica, vestía los colores de los Springboks, como apodan a la selección de rugby del país, y 65,000 aficionados blancos vitoreaban su nombre.

Era la final del Mundial de Rugby de 1995, el partido más importante de ese deporte. Pero era mucho más que eso. Era el momento de su definición como país para Sudáfrica, un momento trascendente en la transformación del régimen segregacionista del apartheid en una democracia multirracial.

Ese día dio lugar a libros y a una película de Clint Eastwood que fue un gran éxito de taquilla, publica The Associated Press. Y todavía dice mucho, casi 20 años después, sobre lo que el deporte es capaz de lograr. Con su gorra y su camiseta, Mandela mostró un incisivo entendimiento del papel que desempeña el deporte en millones de vidas.

El expresidente sudafricano murió el jueves a los 95 años.

"El deporte tiene el poder de cambiar el mundo", dijo Mandela en un discurso cinco años después de aquella final. "Tiene el poder de inspirar, tiene el poder de unir a la gente de una manera que pocas otras cosas consiguen".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios