22 de Septiembre de 2018

Deportes

Ayuda Nike contra corrupción en FIFA

La empresa de ropa manifiesta que en los negocios y en los deportes 'nos oponemos enérgicamente a cualquier forma de manipulación o soborno'.

La fiscal general de los Estados Unidos, Loretta E. Lynch, durante un anuncio para dar a conocer detalles sobre la investigación por corrupción en la FIFA, que ha derivado en varios arrestos de altos mandos. (Foto: AP)
La fiscal general de los Estados Unidos, Loretta E. Lynch, durante un anuncio para dar a conocer detalles sobre la investigación por corrupción en la FIFA, que ha derivado en varios arrestos de altos mandos. (Foto: AP)
Compartir en Facebook Ayuda Nike contra corrupción en FIFA Compartir en Twiiter Ayuda Nike contra corrupción en FIFA

Agencias
NUEVA YORK, Nueva York.- La empresa de ropa deportiva Nike aseguró hoy que coopera en las investigaciones derivadas de la acusación en contra de una presunta red multimillonaria de corrupción dentro de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), develada hoy por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Hasta ahora hay varios detenidos, entre ellos el uruguayo Eugenio Figueredo, representante de la Conmebol en el comité ejecutivo de la FIFA; el presidente de la Concacaf y vicepresidente de la FIFA Jeffrey Webb; el vicepresidente de la FIFA y líder de la federación de Venezuela, Rafael Esquivel; y el presidente de la federación de Costa Rica y candidato al comité ejecutivo de la FIFA, Eduardo Li.

En cuanto al fabricante de ropa, no fue nombrado dentro de la acusación de más 140 páginas, que presenta cargos en contra de 14 directivos de FIFA o empresarios cercanos a este organismo, aunque sí se menciona a una compañía que cumple con las características de la multinacional estadounidense, publica Notimex.

La acusación estableció que investiga a “una compañía multinacional de ropa deportiva con oficinas centrales en Estados Unidos”, la cual pudo haber obtenido la licencia para dotar de uniformes a la selección de futbol de Brasil mediante sobornos.

La propia empresa reconoce que firmó un acuerdo en 1996 para dotar al equipo nacional de Brasil de los uniformes de sus jugadores. Ése es el mismo año en que la acusación señala las acciones que pudieran constituir un delito.

La acusación asienta que además del contrato, por 160 millones de dólares y por un periodo de 10 años logrado, entre Brasil y el fabricante de ropa, éste pagó a un intermediario 30 millones de dólares adicionales, que fueron usados en parte como sobornos y pagos indebidos.

La empresa declinó referirse a las acusaciones, pero en un mensaje enviado por correo electrónico a varios medios de información, aseveró que cree “en el juego justo y ético tanto en los negocios como en los deportes y nos oponemos enérgicamente a cualquier forma de manipulación o soborno”.

El fabricante de ropa deportiva agregó que “estamos cooperando, y seguiremos cooperando con las autoridades”.

Impacto de la corrupción en Brasil

La detención e imputación del expresidente de la Federación de Futbol Brasileña (CBF), José María Marín, luego del arresto de directivos de la FIFA por corrupción, sacudió el mundo del futbol en Brasil, donde se critica desde hace años la falta de transparencia de las autoridades deportivas.

Marín, presidente de la CBF de marzo de 2012 a abril de este año, fue detenido en Suiza en el marco de los pedidos de arresto efectuados por la Justicia estadounidense, que investiga una enorme trama de corrupción que durante décadas habría afectado a la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

De 83 años, el ex presidente de la CBF –actual vicepresidente y recién suspendido miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA- fue arrestado a pedido de Interpol por su presunta participación en el escándalo de desvío de dinero, sobornos y corrupción que también salpicó a otros cargos de la Federación.

Ex político, deportista y colaborador con el régimen de la dictadura militar en Brasil, la figura de Marín ya había causado una enorme polémica durante su nombramiento y mandato, pese a que había asumido el puesto para sustituir a Ricardo Texeira, quien a su vez había dimitido por acusaciones de corrupción.

En Brasil, donde el futbol trasciende a lo meramente deportivo, el arresto de Marín y su eventual extradición a Estados Unidos supuso una “sacudida” que alcanzó todos los estamentos políticos y sociales, en especial porque Marín fue miembro del comité organizador de la Copa del Mundo de Brasil del año pasado.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, que hoy finalizó una visita de Estado a México, afirmó que “hay que investigar todas las Copas del Mundo y todas las actividades”, y aseguró que la investigación contra la FIFA no dañará al futbol de su país.

En tanto, el ex jugador brasileño Romario Faría, actualmente senador, sostuvo que Marín “es uno de los mayores corruptos” del futbol mundial, y criticó a la actual administración de la CBF.

“Espero que la investigación repercuta definitivamente para limpiar el futbol de esos corruptos como Marco Polo del Nero, sucesor de Marín al frente de la CBF]. La situación del futbol brasileño es culpa de esas personas que tan poco interesadas están en ayudar. Sólo piensan en dinero”, dijo el ex delantero del F.C. Barcelona en una comisión del Senado celebrada hoy.

Marín se habría embolsado cientos de miles de dólares por atribuir derechos comerciales vinculados a la selección brasileña a determinadas empresas entre los años 1990 y 2009, según los investigadores estadounidenses.

La semana pasada un diario brasileño publicó una serie de documentos en los que acusa a la CBF de haber “vendido la selección brasileña”, al suscribir un acuerdo con una compañía con sede en un paraíso fiscal que gestiona todos los amistosos de Brasil hasta el año 2022, a cambio de una remuneración por juego que se sitúa en 1.05 millones de dólares.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios