22 de Septiembre de 2018

Deportes

Corey Wimberly corona gran temporada

El estadounidense es el primer melenudo en lograr tal distinción hecha por la Liga Mexicana de Beisbol.

El jardinero Corey Wimberly se convirtió en el primer campeón melenudo de carreras anotadas tras timbrar en 97 ocasiones, en una gran temporada donde los Leones llegaron hasta la final de la Zona Sur. (Archivo SIPSE)
El jardinero Corey Wimberly se convirtió en el primer campeón melenudo de carreras anotadas tras timbrar en 97 ocasiones, en una gran temporada donde los Leones llegaron hasta la final de la Zona Sur. (Archivo SIPSE)
Compartir en Facebook Corey Wimberly corona gran temporadaCompartir en Twiiter Corey Wimberly corona gran temporada

Jesús Erosa/SIPSE
Mérida, Yucatán.- El jardinero central Corey Wimberly resultó campeón de carreras anotadas de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) convirtiéndose en uno de los jardineros más espectaculares que ha participado con los Leones de Yucatán en las últimas temporadas.

La oficina de prensa de los Leones de Yucatán destacaron en un informe enviado a este rotativo que cuando los reyes de la selva consiguieron su último campeonato, en 2006, Donzell McDonald era su primer bate y jardinero central. Agregando que al año siguiente, en el que lograron el subcampeonato, Quincy Foster encabezaba su orden al bate y defendía la pradera izquierda.

A partir de este año, los melenudos contaron con Corey Wimberly “El Flow”, quien gracias a sus espectaculares condiciones ayudó al conjunto yucateco a llegar a la postemporada, como lo hicieron McDonald y Foster.

En la información se indica que la energía, velocidad y chispa para jugar fue lo que mostró el oriundo de Jacksonville, Florida, de 31 años, que en su primera temporada en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) como el primer bateador de las fieras se convirtió en uno de los artífices de la mejoría ofensiva del equipo. 

Los números

En la campaña que acaba de finalizar, Wimberly timbró en 97 ocasiones para ser el campeón de carreras anotadas del circuito veraniego, haciendo historia como el primer melenudo en lograr esta distinción.

Además, llegó a 127 imparables, 25 dobletes, cinco triples y dos cuadrangulares; su sensacional temporada también incluyó 34 bases robadas para cerrar con .340 AVG.

Añaden en la información que Wimberly aprendió bien del inmortal Rickey Henderson, el máximo robador en la historia de la Gran Carpa, quien le dio consejos como instructor de la organización de los Atléticos de Oakland. 

En su carrera ha trabajado duro, en la universidad aprendió a batear de ambos lados del plato, lo que reconoce que mejoró su juego.

Otra de sus grandes cualidades es la defensiva, en la que tuvo una efectividad de .991 en 102 juegos de campaña regular, por lo que se convierte en un serio candidato a ser el mejor jardinero central del circuito, posición donde es seguro, ya que efectuó al menos una docena de espectaculares engarces que hicieron vibrar a la fanaticada. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios