20 de Julio de 2018

Deportes

Declara dueño de Patriots en caso Aaron Hernández

En el juicio por asesinato, Robert Kraft dice que el exjugador le dijo que era inocente y que esperaba que se divulgara la hora del crimen.

En el juicio contra Aaron Hernández por asesinato, Robert Kraft, dueño de Patriots, dijo que la última vez que ambos conversaron el jugador lo abrazó, lo besó, y le agradeció su preocupación, pues ya se le investigaba por un crimen. (Foto: AP)
En el juicio contra Aaron Hernández por asesinato, Robert Kraft, dueño de Patriots, dijo que la última vez que ambos conversaron el jugador lo abrazó, lo besó, y le agradeció su preocupación, pues ya se le investigaba por un crimen. (Foto: AP)
Compartir en Facebook Declara dueño de Patriots en caso Aaron HernándezCompartir en Twiiter Declara dueño de Patriots en caso Aaron Hernández

Agencias
FALL RIVER, Massachusetts.- El dueño de Patriots de Nueva Inglaterra, Robert Kraft, testificó este martes que su extight end, Aaron Hernández, le dijo que era inocente cuando le preguntó si estuvo involucrado en un asesinato en junio de 2013.

Kraft declaró durante poco más de media hora tras ser citado por la fiscalía en el juicio contra Hernández por el asesinato el 17 de junio de 2013 del jugador de futbol americano semiprofesional Odin Lloyd, quien salía con la hermana de la prometida de Hernández, informa The Associated Press.

Kraft fue interrogado sobre lo que sucedió el 19 de junio, dos días después del asesinato. Para entonces, dijo Kraft, había bastantes periodistas en el estadio Gillette, incluyendo helicópteros, que cubrían la investigación.

Kraft dijo que encontró a Hernández en el gimnasio entrenándose y lo llevó a una oficina privada para conversar.

"Sabía que había pasado un incidente, y quería saber si él había estado involucrado, y si lo había estado, como cualquier jugador que llega a nuestro equipo, yo lo considero parte de nuestra familia extendida, y quería conseguirle ayuda", relató.

"¿Qué dijo él?", preguntó el fiscal William McCauley.

"El dijo que no estaba involucrado. Que era inocente y que esperaba que se divulgara la hora del asesinato, porque él estaba en una discoteca", respondió Kraft.

Despido con beso

La fiscalía ha dicho que Hernández estuvo en un bar esa tarde, luego manejó a Boston con dos amigos, recogió a Lloyd y lo mató en una zona industrial.

Kraft indicó que la conversación duró entre cinco y 10 minutos.

Luego, lo vio una última vez en el estadio.

"Me abrazó y me besó, y me agradeció por mi preocupación", dijo Kraft.

El martes también declararía el jefe de seguridad de los Patriots.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios