19 de Septiembre de 2018

Deportes

Siempre tuvimos las mejores intenciones: Beckenbauer

El exfutbolista y dirigente alemán afirma que un contrato que firmó antes votar para la sede del Mundial de 2006 era un 'paquete de ayuda'.

El directivo alemán de futbol, Franz Beckenbauer, implicado en el escándalo de corrupción de FIFA, dijo que incluso firmaba cheques en blanco. (AP)
El directivo alemán de futbol, Franz Beckenbauer, implicado en el escándalo de corrupción de FIFA, dijo que incluso firmaba cheques en blanco. (AP)
Compartir en Facebook Siempre tuvimos las mejores intenciones: BeckenbauerCompartir en Twiiter Siempre tuvimos las mejores intenciones: Beckenbauer

Agencias
FRANCFORT, Alemania.- Franz Beckenbauer afirmó que un contrato que firmó con el exvicepresidente de la FIFA, Jack Warner, antes de la votación para elegir la sede del Mundial de 2006 era un paquete de ayuda.

En sus primeras declaraciones a fondo desde que surgieron las acusaciones de corrupción que sacudieron a la federación alemana de fútbol, Beckenbauer dijo al periódico Sueddeutsche que otros miembros del comité ejecutivo de la FIFA también pidieron favores, informa The Associated Press.

"Si uno lo mira desde el punto de vista de ahora, muchas cosas parecen raras y uno no las haría así ahora. Pero siempre tuvimos las mejores intenciones", dijo el exfutbolista alemán al diario, que publicó extractos de la entrevista antes de su edición del fin de semana.

Warner era un vicepresidente y miembro del comité ejecutivo de la FIFA, al igual que mandamás de la Concacaf. El oriundo de Trinidad y Tobago renunció en 2011, y luego fue suspendido de por vida del fútbol. Además está acusado y encara una solicitud de extradición de Estados Unidos relacionada con el escándalo de sobornos de la FIFA.

Según Beckenabuer, Warner dijo a los encargados de la candidatura alemana: "Si son nuestros amigos, hagan algo por mi confederación".

Warner supuestamente mostró a los alemanes un centro de entrenamientos cofinanciado por la FIFA e Inglaterra, otro país que quería el Mundial de 2006. Alemania ganó la sede al derrotar por un voto a Sudáfrica.

Beckenbauer, líder del comité organizador de ese Mundial, dijo que el pacto con Warner fue firmado antes de la votación de 2000, y tenía la intención de ser "un paquete de ayuda con posibilidades de recibir entradas".

Dirigentes de la federación alemana creen que el acuerdo puede ser considerado como un intento de soborno, aunque no hay indicios de que se haya implementado. Los comentarios divulgados por el periódico no aluden a su implementación.

Firmaba hasta cheques en blanco

Beckenbauer, leyenda de Bayern Munich y campeón mundial como jugador y entrenador de la selección alemana, fue el motor de la candidatura y luego dirigió el comité organizador.

"Yo simplemente siempre firmaba todo, hasta cheques en blanco", dijo Beckenbauer. Negó, además, haber comprado votos. "No teníamos dinero", aseguró.

La revista alemana Der Spiegel y el expresidente de la federación, Theo Zwanziger, han acusado a los encargados de la candidatura de tener un fondo secreto para comprar cuatro votos de miembros asiáticos del comité ejecutivo.

Sobre un sospechoso pago realizado a la FIFA y que también es investigado, Beckenbauer dijo que fue un acuerdo que pactó con el entonces vicepresidente de la FIFA Mohamed bin Hammam, quien años después también fue suspendido de por vida.

Funcionarios de la federación han dicho que el organismo pagó el equivalente de 6,7 millones de euros (7,16 millones de dólares) a la FIFA, a cambio de un financiamiento mucho mayor para el comité organizador. El dinero fue pagado a nombre de la federación por el entonces jefe de Adidas, Robert Louis-Dreyfus, y después fue devuelto al empresario por la federación.

Las circunstancias y el propósito del pago todavía no convencen del todo, y las autoridades alemanas abrieron una investigación al respecto por posible fraude fiscal. Los investigados son Wolfgang Niersbach, quien renunció el mes pasado a la presidencia de la federación, su predecesor Zwanziger y otro ex dirigente.

Niersbach había dicho que el pago fue pactado en una reunión privada entre Beckenbauer y el presidente de la FIFA Joseph Blatter. La FIFA y Blatter, quien ahora está suspendido, han negado tener conocimiento alguno al respecto.

Sin respuesta

Beckenbauer dijo que él "asumió" que el dinero era para la comisión financiera de la FIFA.

El exfutbolista también dijo que ofreció explicar ambos casos a la federación, pero que no recibió respuesta.

Señaló que envió una carta confidencial a los presidentes interinos Reinhard Rauball y Rainer Koch ofreciendo responder a todas las preguntas "con todo mi conocimiento y conciencia", pero supuestamente nunca le respondieron.

Rauball indicó el viernes que sí enviaron una respuesta a los asesores de Beckenbauer.

"Voy a llamar al señor Beckenbauer para aclarar las cosas", dijo Rauball tras una reunión de la federación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios