20 de Septiembre de 2018

Deportes

Checo Pérez, 4o en clasificación del GP de Italia

El mexicano 'vuelve' a soñar' en la pista que, hace tres años, logró el segundo lugar en el podio.

Compartir en Facebook <i>Checo</i> Pérez, 4o en clasificación del GP de ItaliaCompartir en Twiiter <i>Checo</i> Pérez, 4o en clasificación del GP de Italia

EFE/Adrian R. Huber
MADRID, Esp.- El inglés Lewis Hamilton, doble campeón del mundo y líder del Mundial de Fórmula Uno, marcó este viernes el mejor tiempo en la jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de Italia, en Monza, donde Mercedes se volvió a exhibir, al colocar de nuevo al alemán Nico Rosberg en el segundo puesto.

Ambos vienen de firmar un nuevo 'doblete' para la dominante escudería alemana en Spa-Francorchamps (Bélgica), donde Hamilton logró su sexta victoria de la temporada, se situó a tiro de uno de las cuarenta en Fórmula Uno; y amplió su liderato en el Mundial, que domina ahora con 227 puntos, 28 más que su compañero y rival.

Y, por lo visto en el primer día de ensayos, sólo un desastre evitará que vuelvan a ocupar los dos primeros puestos finales en el templo de la velocidad, una pista 'de motor' en la que las "flechas de plata" presumen más que nunca de su estelar propulsor.

Los dos aspirantes llegaron a Italia felices, pero acentuando sus diferentes personalidades: Rosberg, más pausado, encantado de su recién estrenada paternidad -su mujer, Vivian, dio a luz una niña el pasado domingo, en Mónaco-; y Hamilton, cada vez más excéntrico, con el pelo teñido de rubio platino y con un águila tatuado al cuello, símbolo, según propias palabras, de su condición de guía.

El inglés podrá caer mejor o peor, pero es un auténtico fuera de serie al volante. Y este viernes hizo honor a su tatuaje, 'volando' sobre la pista del Parque Real lombardo, de 5.793 metros, que cubrió en su mejor vuelta en un minuto, 24 segundos y 279 milésimas.

En la que marcó el mejor tiempo en ambas sesiones, 'colocándole' más de segundo y medio -en la primera- y 'sólo' más de siete décimas -en la segunda- al alemán Sebastian Vettel. Que se estrenó con sendos terceros como capitán de Ferrari ante los 'tiffosi' en el circuito en el que sorprendió al mundo, al lograr el primero de sus 41 triunfos, bajo la lluvia y con un Toro Rosso, en 2008, el año del primer título de Hamilton.

Los Ferrari, que siempre deben salir a ganar 'en casa', salvarán, al menos, los muebles con un podio, al que aspira Vettel, cuádruple campeón mundial con Red Bull y triple vencedor en Monza -donde fue abucheado cuando ganó hace dos años- antes de vestirse de rojo.

Pero, sobre el papel y, al menos durante esta primera jornada de pruebas, se les han 'colado' los Force India del mexicano Sergio Pérez y el alemán Nico Hülkenberg, que relegaron en ambas sesiones al finlandés Kimi Raikkonen al sexto puesto.


El piloto mexicano Sergio 'Checo' Pérez vuelve al circuito donde obtuvo el mejor lugar en la F1: segundo, en 2012. (Milenio Digital)

'Checo', quinto en Spa, donde firmó su mejor puesto del año, acabó con el cuarto tiempo del día, que, al igual que el resto, consiguió con el neumático de compuesto blando y en el segundo ensayo.

En el que el bravo piloto tapatío -segundo en Monza en 2012, con un Sauber- intercambió puestos respecto a la primera sesión con su recién renovado compañero de equipo.

Detrás de ellos -bien ordenados, por parejas-, los Lotus, con el venezolano Pastor Maldonado en octava posición, justo detrás del francés Romain Grosjean, tercero en Spa; y los Williams del finés Valtteri Bottas y del brasileño Felipe Massa, confirmados este jueves de nuevo como pareja para 2016 en el equipo de Sir Frank.

El español Fernando Alonso, que al igual que su compañero inglés Jenson Button, perderá, de mano, otros diez puestos en parrilla, por un nuevo cambio de motor (el noveno del año), proseguirá su nuevo y a ratos delirante 'via crucis' deportivo en McLaren, escudería inmersa en una pesadilla japonesa en torno a su nuevo motor Honda.

El doble campeón mundial asturiano, que en Hungría pescó con maestría en río revuelto y acabó quinto, volvió a la dura realidad en Spa, donde -con sanción de 55 puestos- acabó decimotercero. En Monza, donde ganó en 2007 y en 2010, fue decimosexto este viernes, pensando en jornadas menos duras en Singapur, dentro de dos semanas.

Lo mismo que su compatriota Carlos Sainz (Toro Rosso), que, tras salirse de pista y acabar antes de tiempo el primer libre, con sólo ocho giros, se resarció en el segundo, en el que dio 50. En el mejor de ellos, el debutante madrileño rodó en un minuto, 26 segundos y 641 milésimas, 225 menos que el de Oviedo, que, al menos, dio 31 vueltas en la sesión vespertina: Button sólo logro dar tres.

El hijo del doble campeón del mundo de rallys de mismo nombre, que cumplió 21 el martes pasado, también perderá diez puestos, asimismo por cambiar el motor de su monoplaza.

Por lo que no sería de extrañar que, gracias a las sanciones, el mejor español en parrilla sea este domingo el castellonense Roberto Merhi (Manor), con el peor coche de todos. 'Teto' marcó el decimoctavo tiempo del día, por delante de todo un campeón del mundo como Button y del ruso Daniil Kvyat (Red Bull), pero por detrás de su compañero inglés Will Stevens, al que intentará volver a batir en la calificación de este sábado y en la carrera dominical.
 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios