20 de Septiembre de 2018

Deportes

F1: líos internos superan los externos

Este fin de semana se reanudan las competencias en la máxima categoría del automovilismo con el Gran Premio Chino.

El tricampeón alemán de Fórmula Uno, Sebastian Vettel, toma una "clase" de cocina en China. (Agencias)
El tricampeón alemán de Fórmula Uno, Sebastian Vettel, toma una "clase" de cocina en China. (Agencias)
Compartir en Facebook F1: líos internos superan los externosCompartir en Twiiter F1: líos internos superan los externos

Agencias
SHANGAI, China.- Cuando la temporada de Fórmula Uno se reanude este fin de semana con el Gran Premio Chino, las principales batallas serán protagonizadas por los mismos compañeros de equipo en vez de las escuderías rivales.

La división es particularmente profunda en Red Bull donde, tres semanas después del Gran Premio de Malasia, sigue habiendo mala sangre entre el triple campeón mundial Sebastian Vettel y el segundo piloto Mark Webber por lo que ocurrió en Sepang, donde el alemán ignoró las órdenes del equipo de mantenerse detrás de Webber y en cambio superó al australiano y ganó la carrera.

Enseguida después del gran premio circularon versiones de que Webber se iría del equipo o que Red Bull suspendería a Vettel. Y si bien esas versiones no se concretaron y Vettel se disculpó, las fricciones continúan.

"Él ha dicho que no se puede volver al pasado, pero admitió que lo que hizo estuvo mal", dijo el director del equipo Christian Horner sobre Vettel.

Horner, cuya autoridad se vio socavada por las acciones de Vettel porque este ignoró su orden, ha tenido que apaciguar a Webber.

Los acontecimimentos de Sepang representaron la brecha más grave entre los dos pilotos, superando lo que ocurrió en el 2010 cuando chocaron durante el Gran Premio de Turquía y después en el Gran Premio de Gran Bretaña ese mismo año cuando Webber tuvo que usar un alerón frontal viejo porque el suyo, nuevo, fue cedido a Vettel. De todos modos Webber ganó la carrera.

Más conflictos

El conflicto en Red Bull tapó los de otros equipos. Por ejemplo, Mercedes le ordenó a su piloto Nico Rosberg no superar a Lewis Hamilton, que iba tercero, pese a que el alemán protestó porque su automóvil era más veloz que el de su compañero.

Para el gran premio del domingo en Shangai -en que Hamilton es el único ganador dos veces y Rosberg el campeón vigente-, el director de la escudería, Ross Brawn, desmintió que el equipo hubiese indicado que Hamilton era el piloto número uno ni que se le hubiese prometido tal cosa cuando llegó desde McLaren.

"En las negociaciones contractuales que tuvimos con Lewis, nunca mencionamos la cuestión de quién sería número uno o número dos", afirmó.

La tercera disputa llamativa es en Ferrari, donde el brasileño Felipe Massa enfrenta al indiscutido número uno Fernando Alonso, de España.

Massa se clasificó antes que Alonso en las cuatro últimas carreras: en Estados Unidos y Brasil a fines del 2012 y en Australia y Malasia en esta temporada. Si lo volviese a lograr en China, sería la primera vez en la carrera de Alonso en F1 que es superado en la clasificación por un compañero cinco veces consecutivas.

Sin embargo Alonso ha obtenido mejores resultados que su compañero el día de la carrera y espera tener un desempeño sólido en China para compensar que no haya podido terminar en Malasia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios