22 de Septiembre de 2018

Deportes

Froome conquista el Tour de Francia

Destaca como revelación el colombiano Nairo Quintana, quien se quedó con el segundo puesto.

Froome celebra durante la premiación. (Agencias)
Froome celebra durante la premiación. (Agencias)
Compartir en Facebook Froome conquista el Tour de FranciaCompartir en Twiiter Froome conquista el Tour de Francia

Agencias
PARÍS, Francia.- Chris Froome conquistó el domingo la centésima edición del Tour de Francia, que quedará para el recuerdo por el dominio que el británico ejerció durante tres semanas en la ruta pero también por la revelación que significó el colombiano Nairo Quintana, quien se quedó con el segundo puesto de la competición.

Asimismo, informa AP, se podría recordar dentro de unos años que los protagonistas de este Tour no han estado bajo la sombra de sospechas de dopaje.

En dos años, dos británicos han ganado el Tour: Bradley Wiggins en 2012 y ahora Froome, un ciclista más sereno y discreto, pero con un carácter no menos determinado que el de su compañero en Sky, conocido por sus largas patillas.

Froome llegó a París con estilo. Se apoderó del jersey amarillo de líder desde la octava etapa, en los Pirineos, y nunca renunció a la punta. Con vigor, mantuvo a raya a los rivales que unieron esfuerzos para desafiarlo, lo que derivó en un Tour emocionante.

El triunfador y sus compañeros de Sky entrelazaron sus brazos al cruzar la meta.

Quintana, la sensación de 23 años, había amarrado ya el segundo sitio desde la vigésima y penúltima etapa, disputada el sábado.

La centésima edición fue también asombrosa en el aspecto visual. Comenzó por primera vez con un paso por Córcega, la "Isla de la Belleza", antes de ir de los Pirineos a Bretaña y luego por varias zonas del territorio francés, hasta alcanzar su clímax en los Alpes, un recorrido total de 3.404 kilómetros.

Y de modo inusitado, la 21ra y última etapa comenzó por la tarde, de modo que, horas después, los ciclistas pasaron por el empedrado de los Campos Elíseos, justo cuando los rayos de sol iluminaban lateralmente al pelotón, proyectando largas sobras sobre el público formado en los costados.

Aviones de la Fuerza Aérea volaron en formación, describiendo estelas azules, blancas y rojas en el cielo, mientras el pelotón aceleraba por primera vez y, en algo excepcional, describía un círculo, como un collar que rodeó el Arco del Triunfo en los colores brillantes de las camisetas de los ciclistas.

Privilegios

Después de salir desde el espléndido Palacio de Versalles, la antigua residencia de tres monarcas y la sede de su poder durante la Revolución Francesa de 1789, los ciclistas tuvieron el privilegio de pasar entre los jardines inmaculados, junto a lagos que parecían espejos, fuentes majestuosas y bellas estatuas.

Tanto por tradición como por el hecho de que la ventaja de Froome era irremontable, la etapa del domingo, de 133 kilómetros fue prácticamente un acto ceremonial y divertido, hasta que los ciclistas aceleraron de cara a los Campos Elíseos.

Marcel Kittel ganó el embalaje final en la famosa avenida. Fue la cuarta etapa ganada por el alemán en este Tour.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios