Tuzos vence 3-1 al Atlético San Luis con triplete de Víctor Dávila

El delantero chileno se convierte en la gran figura del Pachuca para borrar a los potosinos que se hunden en la zona baja de la tabla general.

|
El atacante andino tuvo una noche inspirada y ya empató a Gignac en el liderato de goleo individual, con siete pildorazos. (Foto: Mexsport)
El atacante andino tuvo una noche inspirada y ya empató a Gignac en el liderato de goleo individual, con siete pildorazos. (Foto: Mexsport)

Pachuca.- Pachuca sumó su cuarta victoria del torneo, tras vencer 3-1 al Atlético de San Luis, con un triplete de Víctor Dávila, dejando al equipo rojiblanco con un palmo de narices y en la zona baja de la clasificación.

Esta victoria le llegó en excelente momento al cuadro dirigido por Paulo Pezzolano, ya que se metió a la lucha por estar entre los cuatro primeros de la Liga al llegar a 14 unidades, pues momentáneamente ocupó el tercer lugar.

Los hidalguenses fueron contundentes y manejaron un fútbol rápido y de trazos largos, que les permitió dominar el encuentro desde los primeros minutos.

Al minuto 17, el chileno Dávila abrió el marcador por la vía penal, poniendo a sufrir a los visitantes, que no encuentran la brújula en el torneo.

Pachuca se mantuvo buscando el arco de los Rojiblancos y al 31', una vez más Dávila se apareció con una vistosa palomita para rematar y dejar sin oportunidad al arquero Axel Werner.

Desbordados por completo

El San Luis no mejoró para el complemento, y no pudo anular el juego vertical que mandó Pezzolano, y los Tuzos se dieron gusto con las jugadas a velocidad.

Dávila, quien vivió una noche de ensueño, se apareció al minuto 62', poniendo el 3-0, demostrando que pasa por un gran momento, pues con estos tres goles ya empató al francés André-Pierre Gignac en el liderato de goleo individual al llegar a 7 dianas.

El gol del honor lo anotó Ramiro González, quien descontó al minuto 80, con un certero cabezazo, luego de un tiro de esquina por el sector de la derecha.

San Luis todavía se salvó de un gol más en el minuto 90, mientras el técnico Guillermo Vázquez miraba con impotencia la fragilidad de su equipo.

noticias relacionadas