17 de Octubre de 2018

Deportes

Charlie Sheen, ¿nueva 'maldición' de Cleveland?

Los aficionados de los Indios atribuyen la derrota a la negativa de permitirle al actor lanzar la primera bola.

Sheen encarnó a Ricky  'Wild Thing' Vaughn, lanzador de Cleveland, en la exitosa película  'Major League'.(Foto tomada de sitio web/Al bat)
Sheen encarnó a Ricky 'Wild Thing' Vaughn, lanzador de Cleveland, en la exitosa película 'Major League'.(Foto tomada de sitio web/Al bat)
Compartir en Facebook Charlie Sheen, ¿nueva 'maldición' de Cleveland?Compartir en Twiiter Charlie Sheen, ¿nueva 'maldición' de Cleveland?

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Atención, Cleveland: Si en un futuro inmediato los Indios regresan a la Serie Mundial, permítanle a Rick Vaughn, alias Charlie Sheen, hacer el lanzamiento de honor en el primer partido que se juegue en el Progressive Field.

En un deporte que como ningún otro potencia las supersticiones, las cábalas y conjuros, ya se ha empezado a atribuir la derrota de los Indios a la negativa de permitirle al controversial actor hacer ese pitcheo simbólico.

Es cierto que Sheen, en su vida real, va sembrando el caos y la polémica por donde quiera que pasa, pero su otro yo, el que hace temblar al estadio con el sonar de la canción Wild Thing, enfundado en su uniforme de la tribu, con el número 99 en la espalda y ridículas gafas, es un ícono en el imaginario popular de la ciudad.

Rick Vaughn es al béisbol de Cleveland lo que Rocky Balboa, alias Sylvester Stallone, al boxeo en Filadelfia. Se trata de personajes que trascendieron más allá de la gran pantalla para alojarse para siempre en el corazón de los fanáticos.

Lo bueno para Sheen y para los Indios es que podría haber una nueva oportunidad, porque este equipo tiene futuro y deberíamos verlo muy pronto inmerso nuevamente en la lucha por la corona que no consiguen desde 1948.

Terry Francona, el manager que en el 2004 deshizo con los Boston Red Sox el maleficio de Babe Ruth, se equivocó al manejar su pitcheo a lo largo de toda la serie, aunque no fue hasta el séptimo juego en que se desmoronó su estrategia.

Francona decidió utilizar una rotación de tres hombres, lo cual forzó a que cada uno trabajara sin descanso.

Ni Trevor Bauer, ni Josh Tomlin pudieron hacer su trabajo con tres días de reposo, mientras que el as de los Indios, Corey Kluber, lo consiguió una vez, pero falló cuando fue requerido nuevamente para el partido decisivo.

Si Kluber hubiera sido el mismo pitcher dominante de sus dos primeras aperturas de la Serie Mundial, el manager habría quedado como un genio, pero al fracasar ese plan, es ahora blanco de cuestionamientos.

Todavía es un misterio por qué nunca le dio una oportunidad al novato Ryan Merritt, el abridor del juego ante los Toronto Blue Jays que le dio a los Indios el pasaporte a la Serie Mundial.

Merritt, con apenas cuatro juegos en su carrera, tres de ellos como relevista, demostró de qué está hecho, al dominar a los Azulejos, a pesar de las presiones que quisieron ponerle veteranos rivales como el dominicano José Bautista.

Pero ya no hay remedio y sólo queda mirar hacia adelante.

Equipo joven

Cleveland tiene un equipo joven, cuyo núcleo permanecerá en la organización por varios años.

El campocorto puertorriqueño Francisco Lindor, líder indiscutible del conjunto, a pesar de su juventud e inexperiencia, el segunda base Jason Kipnis y el antesalista dominicano José Ramírez estarán en el equipo por un buen tiempo antes de llegar a la agencia libre.

El cuerpo de serpentineros abridores está en la misma situación, con Kluber, Bauer, Tomlin, Merritt y el regreso del dominicano Danny Salazar y el venezolano Carlos Carrasco, quienes estuvieron fuera de los planes por lesiones.

¿Cuán distinta podría haber sido la historia si Carrasco y Salazar hubieran estado disponibles? Eso nunca lo sabremos.

También se espera el regreso para el 2017 de estelar jardinero Michael Brantley, apartado del juego por lesión desde el primer mes de la temporada que acaba de concluir.

Podría la gerencia intentar traer de regreso al veterano Mike Napolipara defender la inicial o al dominicano Carlos Santana, ambos en camino a la agencia libre, como mismo sería clave firmar a largo plazo al apagafuegos Andrew Miller, para garantizar los innings finales junto a Cody Allen.

Con los Tigres de Detroit en planes de desmantelamiento, los Reales de Kansas City en modo residual de aquel equipo que llegó dos veces seguidas a la Serie Mundial en el 2014 y 2015, con unos Medias Blancas de Chicago que no consiguen despertar a pesar de su potencial y unos miserables Minnesota Twins, los Indios salen desde ya como favoritos para dominar la división central de la Liga Americana.

Pero, eso sí, dénle la oportunidad a Rick Vaughn, no vaya a ser que a la tribu le caiga una maldición y sus fanáticos tengan que esperar 108 años como los Chicago Cubs para poder ganar una Serie Mundial.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios