17 de Diciembre de 2018

Deportes

Fiebre por un boleto de la Serie del Rey 2013

Aficionados abarrotan las taquillas del estadio Beto Ávila; nadie quiere perderse la final entre Tigres de Q. Roo y Sultanes de Monterrey.

La directiva mantendrá las taquillas abiertas de 11 a 19 horas. (Raúl Caballero/SIPSE)
La directiva mantendrá las taquillas abiertas de 11 a 19 horas. (Raúl Caballero/SIPSE)
Compartir en Facebook Fiebre por un boleto de la Serie del Rey 2013Compartir en Twiiter Fiebre por un boleto de la Serie del Rey 2013

Raúl Caballero/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Aficionados abarrotaron desde muy temprano las taquillas del estadio Beto Ávila, para conseguir boletos para la gran final entre los Tigres de Quintana Roo y los Sultanes de Monterrey. Algunos aficionados hicieron guardia muy temprano, otros llegaron por la madrugada con el único objetivo de conseguir las entradas de los juegos de la Serie del Rey 2013.

Tigres de Quintana Roo terminó con el reinado de los Rojos de El Águila de Veracruz, en un partido que se fue a seis juegos y que la noche del miércoles vivió momentos cardiacos, mientras que los Sultanes de Monterrey sin mayor problema barrieron en cuatro juegos a los Saraperos de Saltillo, una serie que terminó hace una semana en la zona norte.

Largas filas

Largas filas y un caos en las inmediaciones del estadio vivieron los fanáticos al béisbol, familias completas llegaron para adquirir sus boletos para estos primeros dos encuentros de la serie.

No podía ser de otra manera, durante los juegos de final de la zona sur ante los veracruzanos, las localidades volaron, ahora todo indica que se agotarán antes del tiempo estipulado.

La directiva mantendrá las taquillas abiertas de 11 a 19 horas, o hasta que se agoten los boletos, tal y como ocurrió en el último juego de la serie ante Veracruz.

Una verdadera odisea pasó la fanaticada que sin importar las inclemencias del sol y la espera, estuvieron firmes hasta que comenzaron con la venta de las localidades para la gran final.

Incluso varias personas tuvieron que hacer relevo en sus trabajos para poder adquirir los boletos, en muchos casos faltaron a su ‘chamba’ para poder asistir y hacer la larga fila en el Beto Ávila.

Niños y jóvenes también hicieron su labor, después de clases acudieron a formarse para ser uno de los privilegiados para poder adquirir sus boletos y no perderse la gran final.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios