24 de Junio de 2018

Deportes

Lakers se aferra a la clasificación

El quinteto de Los Ángeles vence 101-81 a los Mavericks; despiden al 'Shaq' y retiran su número.

Carmelo Anthony (i), de los Knicks, observa al oficial Adams (d), mientras el entrenador Mike Woodson (C) discute ante los Heat de Miami. (EFE)
Carmelo Anthony (i), de los Knicks, observa al oficial Adams (d), mientras el entrenador Mike Woodson (C) discute ante los Heat de Miami. (EFE)
Compartir en Facebook Lakers se aferra a la clasificaciónCompartir en Twiiter Lakers se aferra a la clasificación

EFE
HOUSTON, EU.- Los Ángeles Lakers sigue con vida en su lucha por estar en la fase final aunque todavía fuera del octavo puesto, después de que el alero reserva Earl Clark volviera a ser factor ganador en la jornada de la NBA que tuvo como gran protagonista al expívot Shaquille O'Neal.

Los Lakers vencieron en partido importante por 101-81 a los Mavericks de Dallas, que se alejan del octavo puesto de la Conferencia Oeste, que quieren conseguir también el equipo angelino, que están empatados con los Jazz de Utah.

Antes de que llegase el triunfo de los Lakers, en el que Clark fue decisivo con un doble-doble de 17 puntos, 12 rebotes y cinco tapones en los 29 minutos que jugó de reserva, O'Neal acaparó la atención en el acto de retirada de su número 34 durante la ceremonia que se celebró en el descanso del partido.

O'Neal, ocho años con los Lakers y tres anillos de campeón, ya forma parte de su historia después que su camiseta fuera retirada y colgada en el techo del Staples Center para estar junto a la de los míticos pivotes Wilt Chamberlain y Kareem Abdul Jabbar, y figuras como Elgin Baylor, Gail Goodrich, Magic Johnson, James Worthy, Jerry West y Jamaal Wilkes.

La ceremonia estuvo precedida por un vídeo sobre O'Neal en el que se mostró su lado más humorístico y competitivo, y otro en el que apareció Kobe Bryant felicitándole.

La intervención de O'Neal estuvo acompañada por una constante ovación de los seguidores de los Lakers que llenaron el Staples Center, mientras que figuras como West, Worthy, Baylor, Jeanie Buss y Phil Jackson también estuvieron presentes en la ceremonia.

O'Neal, que reconoció estar emocionado, le dedicó el homenaje a Jerry Buss, el exdueño de los Lakers recientemente fallecido, y confirmó que aunque pasó por otros equipos y ganó el título también con los Heat de Miami, si llega al Salón de la Fama lo hará con el uniforme del equipo angelino.

Luego todos los personajes que tomaron la palabra alabaron de O'Neal lo bueno que fue en el campo, su gran sentido del humor, el liderazgo y el carisma que enamoró a millones de aficionados.

Pero tras el merecido homenaje que recibió O'Neal, el partido contra los Mavericks continuó y los Lakers, que habían llegado al descanso con la ventaja parcial de 15 puntos (55-40), tras superar las ya habituales dudas en su juego de equipo, al final lograron un triunfo fácil porque su rival tiene más, y además sin figuras.

Labor de Bryant

Bryant en su línea de líder imparable, jugó 47 minutos y aportó 23 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias, el decimonoveno triple-doble que conseguir como profesional.

La estrella de los Lakers, a pesar de estar recuperándose de un esguince de tobillo izquierdo, apenas ha descansado 79 segundos en los dos últimos partidos y mantiene a flote al equipo durante la última ronda de lesiones, incluidas la del base canadiense Steve Nash y el alero Metta World Peace, que fueron baja.

El pívot Dwight Howard aportó un doble-doble de 24 puntos, incluidos siete conseguidos desde la línea de personal en el cuarto periodo, y 12 rebotes, que ayudaron a los Lakers (39-36) a ganar el tercer partido en los últimos siete disputados.

Mientras que el ala-pívot español Pau Gasol también hizo buena labor y consiguió otro doble-doble de 14 puntos (6-13, 0-0, 2-2), 10 rebotes y seis asistencias, en los 35 minutos que disputó.

Los Mavericks (36-38) aún tienen un partido menos que los Lakers y los Jazz,  pero el equipo tejano no tiene consistencia y su estrella, el ala-pívot alemán Dirk Nowitzki sigue sin alcanzar su mejor nivel de juego y consistencia, como lo demostró al anotar sólo 11 puntos tras encestar 4 de 13 tiros de campo.

Sufrimiento de los Heat

Si en Los Ángeles hubo homenaje a O'Neal, en Miami, su exequipo de los Heat sufría las bajas de sus estrellas LeBron James y Dwyane Wade, que aprovechó el alero Carmelo Anthony y empató su mejor marca profesional al anotar 50 puntos que ayudaron a los Knicks de Nueva York a conseguir la victoria a domicilio (90-102).

Anthony tuvo un gran toque de muñeca y anotó 18 de 26 tiros de campo, incluidos 7 de 10 triples, y 7 de 8 desde la línea de personal, capturó dos rebotes, dio dos asistencias, recuperó un balón y puso un tapón.

La victoria, novena consecutiva, permitió a los Knicks (47-26) consolidar el liderato en la División Atlántico, cinco juegos de ventaja sobre los Nets de Brooklyn (47-26), y vuelven al segundo lugar de la Conferencia Este por cuatro décimas de ventaja en el porcentaje ganador sobre los Pacers de Indiana (48-27).

De nuevo el pívot Chris Bosh se encargó de liderar las acciones de los Heat y aportó 23 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias, que no impidieron la derrota del equipo de Miami, que rompieron racha de 17 triunfos consecutivos en su campo del American Airlines Arena, donde tienen marca de 32-4, la segunda mejor de la liga.

Mientras, en Washington, el base John Wall aportó 27 puntos, 11-13), nueve asistencias y ocho rebotes que lo dejaron al frente de una lista de cinco jugadores que tuvieron números de dos dígitos, en el partido que su equipo de los Wizards ganó 90-86 a los Bulls de Chicago (40-33), sextos en la Conferencia Este. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios